madre-terrorista de Manchester-Raccoonknows.jpg

 

La policía de Libia ha informado sobre una última llamada realizada por el autor material del atentado en el concierto de Ariana Grande en Manchester. Según las autoridades, Salman Abedi, responsable de la muerte de 22 personas, habría llamado horas antes a su madre para despedirse antes de su ataque suicida.

“Perdóname”, fue la última palabra que dirigió Abedi a su madre el pasado lunes, momentos antes al terrible hecho que ha desconcertado a todo el mundo.

Las fuerzas de seguridad libias, quienes días antes arrestaron al padre y a un hermano del joven de 22 años, han comentado que convocaron a su madre y a tres hermanos para interrogarlos.

En su testimonio, la mujer dijo que su hijo abandonó el país norafricano cuatro días antes del ataque y que la llamó el lunes “para decir adiós”, dijo Ahmed bin Salem, vocero de la Fuerza Especial de Disuasión libia.

Investigaciones han arrojado la hipótesis de que Salman Abedi formaba parte de una vasta red terrorista. Gracias a esta, han sido detenidas siete personas en Manchester.

Aunque antes de ser arrestado en Libia el padre de Abedi dijo que ni él ni sus hijos eran extremistas, el hermano de 18 años del atacante confesó que ambos formaban parte del Estado Islámico (Isis, por sus siglas en inglés).

Hashem Abedi también habría dicho que su hermano actuó solo y que aprendió a hacer la bomba en internet. Sin embargo, funcionarios de inteligencia estadounidenses y británicos dijeron que el explosivo tenía un nivel de sofisticación que sugería que detrás del ataque había una red más grande.

Si bien el grupo extremista Isis ha reivindicado su autoría del ataque, las autoridades aún no tienen claros los vínculos de Abedi con el grupo o alguna conexión con territorios bajo control yihadista.

Fuente