Melon-Raccoonknows.jpg

 

El melón conforma la otra gran fruta del verano que, además de refrescarnos, también supone una fuente de limpieza y belleza para el organismo. Si quieres saber en qué puede ayudarte una rodaja de melón en tus desayunos y meriendas.

Estos son algunos de los beneficios:

Estamos ante una fruta diurética, por lo que elimina toxinas y neutraliza la acidez del cuerpo.

Aporta fibra y minerales, como el potasio, zinc y calcio, con sólo una rodaja.

Esta fruta es ventajosa en las dietas ya que es está compuesta por agua en un 90% y contiene escasas calorías.

Neutraliza los niveles de colesterol alto, previene la gota y la artritis prematura.

El melón es rico en vitamina A (evita la sequedad en mucosa y piel) y E (antioxidante que previene las enfermedades de corazón).

Hidrata la piel eliminando las posibles manchas que aparecen por la falta de agua o la abundancia de toxinas.

Fuente