AMET

La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) trabaja en un análisis de importantes avenidas como la Máximo Gómez, Núñez de Cáceres, John F. Kennedy y 27 de Febrero, debido al aumento del parque vehicular que requiere “gestiones de tráfico” como los cambios de sentidos de algunas vías.

La declaración fue ofrecida a LISTÍN DIARIO, que ha propuesto mejorar el tránsito a través del cambio en la dirección de vías.

Para el experto en tránsito Onéximo González la propuesta de cambiar el sentido a las avenidas Winston Churchill y Abraham Lincoln es acertada, siempre y cuando se asignen carriles exclusivos para transporte masivo de pasajeros.

González explica que declarar ambas avenidas en un solo sentido, una subiendo y otra bajando, es una alternativa que funciona en otras ciudades como Guatemala, por lo que saluda la propuesta hecha por el Listín Diario en su editorial titulado: “Churchill y Lincoln, unidireccionales”.

El experto propone a su vez que la Winston Churchill tenga un carril subiendo y la Abraham Lincoln una bajando, dejando ese carril para el transporte privado.

Mientras que en la otra mitad de ambas vías, elegir dos carriles para un sistema de transporte masivo, tipo TransMilenio, subiendo y bajando, con paradas o terminales bien diseñadas y pagos con tarjetas.

González asegura que no estaría de acuerdo en que se ponga la Churchill subiendo y la Abraham Lincoln bajando si es para darle facilidad solo al transporte privado, sin crear un sistema de transporte masivo que transforme el actual.

“Estoy de acuerdo 100% en el cambio de sentido de esas vías, si nosotros insertamos en esas dos grandes avenidas un sistema de transporte masivo, es decir, carriles exclusivos para autobuses, que permite aumentar la velocidad de los autobuses de 12 kilómetros por hora a 25 kilómetros por hora, con paradas bien diseñadas, pagos con tarjetas, un proceso de modernización de transporte masivo”, explicó

De concretarse la idea, González dice que muchas personas que hoy día circulan por esas vías en autos privados cambiarán al sistema de transporte porque será de calidad y seguro.

Sostiene que ese sistema de transporte masivo serviría como alimentadora de las líneas del Metro de Santo Domingo, para el corredor de la Independencia y podrá extenderse y convertirse en un modelo, haciendo un sistema de transporte decente.

LISTÍN DIARIO ha propuesto lograr la fluidez del tránsito en base a la unidireccionalidad de grandes avenidas, como la Lincoln y Churchill, declarando de una vía (sur-norte o viceversa). En un editorial, LISTÍN planteó que se puede realizar un plan piloto de prueba, que se puede aplicar en otras grandes vias del polígono central.

EL DESACUERDO DE CHOFERES Y USUARIOS

Choferes y transeúntes de las avenidas Winston Churchill y Abraham Lincoln expresaron su desacuerdo con la idea de que ambas vías funcionen en una sola dirección.

Para Jonny Calcaño, chofer de la ruta Lope de Vega-Linconl, que ambas avenidas solo funcionen en un sentido, no lo ve necesario y que cree que se deben buscar otras alternativas.

Considera que se debe realizar estudios para determinar los puntos críticos, que está consciente que si existen en esa vía, y buscar soluciones factibles.

Tanto conductores como usuarios del transporte público coincidieron que los más afectados serán las personas de a pie, que utilizan los “conchos” para trasladarse hacia sus lugares de trabajo o estudios que están ubicados en la zona.

Sostienen que de colocar las avenidas en sentido norte-sur o viceversa, los obligaría a caminar largos trayectos. Asimismo, los choferes de la ruta Churchill-Feria, afirmaron que ni ellos, ni los usuarios, ni mucho menos los comerciantes de la zona estarán de acuerdo con dicha medida, de ser implementada.

FUENTE