Iglesia

SANTO DOMINGO. La Comisión de Acompañamiento al Proyecto de Ley para el Financiamiento de las Iglesias de la República Dominicana dio a conocer hoy un comunicado en el que advierten a los aspirantes presidenciales de los diferentes partidos políticos a comprometerse de forma pública a “fijar una posición coherente”, con la de las instituciones que agrupan a los creyentes evangélicos, sobre siete puntos de su interés que incluyen el aborto, la homosexualidad y el aporte de dinero a este segmento religioso.

En el mismo documento diferentes organizaciones de la iglesia evangélica acusaron a instituciones y diplomáticos, a los cuales no identificaron, de ser “ muy activos y poderosos” y de pretender inflitrarse en los estamentos de poder para introducir proyectos de leyes migratorios que culminarían con importantes modificaciones del sistema jurídico para dar cabida a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y al derecho de adoptar niños por esas parejas.

Señalaron que en aras de una libertad “mal entendida” cada día se suman más personas e instituciones a la “defensa de aberraciones” contrario al orden de la naturaleza y que “individuos y representantes de embajadas extranjeras irrespetan la soberanía en franca actitud de injerencia, al incitar, promover y financiar “protestas populares” con el fin de cambiar la forma de sentir y pensar del ciudadano dominicano.

En el documento que aseguran promover “el voto consciente” entre los adeptos evangélicos y que fue elaborado a partir “de una serena ponderación” emplaza a los aspirantes a comprometerse con:

1. “Apoyar el Proyecto de Ley para el Financiamiento de las Iglesias de la República Dominicana, propuesto por el señor Porfirio de Jesús López Nieto”, presidente de la empresa Data- Crédito, el cual propone que entre el 5 y el 10 por ciento del Impuesto Sobre la Renta de los salarios de empleados públicos y privados sea entregado por cada creyente a la iglesia de su elección.

2. “Rechazar la agenda LGT (Lesbianas, Gays Bisexuales y Transexuales), que incluye el matrimonio y la adopción de niños por parejas del mismo sexo”.

3. “Rechazar el aborto (defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte)”.

4. “Incrementar la seguridad ciudadana a través de un programa definido de combate contra la delincuencia, porque según revelan la mayoría de las encuestas, es la principal preocupación de la población dominicana. No se trata de una percepción subjetiva, sino de una dolorosa realidad”.

5. “Combatir la corrupción y la impunidad en todas y manifestaciones”.

6. “Defender la Identidad y la soberanía nacional resolviendo la masiva presencia de extranjeros ilegales en territorio nacional”.

7. “Defender el medio ambiente y los recursos naturales”.

La misiva que –según dice- apela al derecho de los votantes de emitir un sufragio “de manera transparente y libre”, explica que los líderes evangélicos deberán instruir a los creyentes cristianos “con el objetivo de que les nieguen el voto a todos aquellos candidatos presidenciales y legislativos que se muestren contrarios, ya sea de manera parcial o total” con la propuesta.

El comunicado fechado el día 14 de marzo de 2016, está firmado por Porfirio de Jesús López Nieto, el representante del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica, Fidel Lorenzo Merán; el representante del Consejo Nacional de Confraternidades de Pastores Evangélicos, Adolfo Mateo; el representante del Batallón Comunitario, Genaro Pediet; la oficial de zona del Concilio Iglesia de Dios, Esther Cristiana Estrella; el representante de la Iglesia de Cristianización, Braulio Portes; el representante de la Iglesia Bautista Fundamental, José Agüero; el representante del Templo Bíblico de Villa Francisca, Manuel Medina Aquino; el representante de la Iglesia de Jesucristo Fuente de Amor, Luis Reyes y el coordinador y miembro del Batallón Comunitario, Leonardo Suriel.

“Estamos preparando el escenario para el escrutinio público a cada candidato, donde se le pedirá que fije su posición sobre los siete puntos señalados”, expresa la carta en uno de sus párrafos finales.

FUENTE