Danry Vásquez

 

El impactante video de un pelotero venezolano golpeando sin piedad a su entonces novia grabado por cámaras de seguridad en un estadio de Texas ha sacudido a la opinión pública. Ahora, la víctima acaba de romper el silencio para hablar de lo sucedido y expresar sus remordimientos por no denunciarlo en su momento.

Fabiana Pérez tenía solo 19 años al momento de los hechos ocurridos en 2016 en el Texas Stadium de Corpus Christi. Según explicó a la cadena Univision ella y el beisbolista Danry Vásquez, se conocían desde que eran estudiantes y llevaban seis años juntos. Al momento del ataque estaban comprometidos en matrimonio.

“Hay cosas de ese video que las veo ahora y las recuerdo”, aseguró la venezolana al explicar que el shock por lo sucedido le impidió comprender lo que le estaba ocurriendo. “Al ver el video, recuerdo cosas y digo ¿cómo pude haber pasado por todo esto? ¿por qué no hice nada, por qué no reaccioné?”.

El sitio TMZ reportó que tras la golpiza la jovencita se rehusó a cooperar con las autoridades e includo trató de intervenir ante el fiscal de distrito para que perdonaran al jugador.

La muchacha explicó que tuvieron que pasar meses después del incidente para que la relación finalmente terminara. En 2017 Vásquez se comprometió con su nueva novia con quien está casado actualmente.

“Te abundas de temor, te abundas de todo porque piensas que esa es la única persona que tú vas a encontrar en tu vida”, prosiguió Pérez. “[A] las mujeres que pasan por esto: de verdad salgan adelante, que esa no es la única persona que van a encontrar. Se los puedo decir como consejo, como testimonio de que violencia no es amor. Los celos, la desconfianza… Eso no lleva a nada”.

El mencionado clip se hizo público a principios de esta semana, luego de que Vásquez pasara por un juicio en el que se había declarado culpable para someterse a un tratamiento por problemas de ira.

Tras la publicación del video los Lancaster Barnstorms de Pennsylvania -su actual equipo- cortaron lazos con el deportista de 24 años.

“Que Dios lo perdone. Solo él sabe lo que hizo” finalizó la jovencita. “Si yo hubiera tenido la conciencia que tengo ahora hubiera tomado otra decisión”.

Fuente