GINEBRA. Expertos en derechos humanos de la ONU instó hoy a los legisladores dominicanos a proteger los derechos de las mujeres y las niñas a la salud sexual y reproductiva en el país, al apoyar la posición del presidente del país, Danilo Medina, contra las enmiendas “regresivas” al Código Penal relativas al aborto.

El llamamiento de los expertos se produce en momentos en que la Comisión designada para revisar las observaciones presidenciales a las modificaciones propuestas por el Congreso se prepara para emitir su informe, el cual será seguidamente votado por el Senado.

El pasado 19 de diciembre el presidente dominicano, Danilo Medina, vetó la nueva versión del Código Penal que “representa una grave regresión del derecho de la mujer a la salud”, sostienen los relatores de la ONU en un comunicado.

“Esperamos sinceramente que el Congreso dominicano aproveche este momento histórico para demostrar su compromiso de eliminar la discriminación de género en la legislación y promover los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y de los adolescentes, de conformidad con sus obligaciones internacionales de derechos humanos”, señalaron.

Bajo la enmienda propuesta por el Congreso, la terminación de un embarazo sólo estaría disponible en un caso: cuando existe un riesgo para la vida de la mujer o la niña embarazada.

Sin embargo, la versión de 2014 despenalizaba parcialmente el acceso a los servicios de aborto en tres circunstancias: cuando la vida de una mujer o niña embarazada estaba en riesgo, cuando el feto no podía sobrevivir fuera del útero y cuando el embarazo era resultado de una violación o incesto.

“Negar el acceso de mujeres y niñas a servicios de aborto seguros por razones de riesgo a la salud, inviabilidad del feto y embarazo resultante de incesto y violación, ciertamente causará un prolongado y excesivo sufrimiento físico y psicológico a muchas mujeres”, subrayaron los expertos.

“Reducir el acceso a estos servicios de salud viola el derecho de las mujeres y niñas a ser protegidas contra la discriminación basada en género y tratos inhumanos, crueles y degradantes”, añadieron.

Los relatores de la ONU también advirtieron que las leyes restrictivas del aborto exacerban los riesgos para la salud y la seguridad de las mujeres afectadas, llevándolas a someterse a soluciones desesperadas que amenazan su vida.

“Se ha demostrado que los países con acceso a la información y a métodos anticonceptivos modernos, y donde el aborto es legal, tienen las tasas más bajas de aborto”, dijeron.

Los expertos en derechos humanos señalaron que ésta es la última oportunidad, bajo el actual Gobierno, de mejorar la situación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, desde que Medina rechazara una reforma similar propuesta en 2014.

“Si las observaciones del presidente Medina no se adoptaran, ello sería una tragedia para las mujeres en la República Dominicana y un ejemplo deplorable para la región”, concluyeron.

FUENTE