Gobierno

SANTO DOMINGO. Una comisión de la Asociación de Expolicías y Militares de la República Dominicana demandó hoy del Gobierno que exija una rendición de cuentas a la gestión de la Jefatura de la Policía Nacional encabezada por el mayor general Manuel Castro Castillo.

Carlos Sánchez y Jonathan Báez, abogado y asesor de la entidad, respectivamente, visitaron la sede de la Policía Nacional, donde pidieron que se le pida explicación al exjefe policial sobre el manejo dado a los recursos, mientras estuvo al frente de la institución.

Sánchez dijo que su pedido busca crear una cultura de rendición de cuentas en la Policía Nacional y consideró que “no es posible que en estos tiempos un jefe que fue destituido de su cargo no rinda cuentas de cómo encontró y cómo manejó los fondos de esa institución, a pesar de que muchos de sus miembros viven en la miseria y otros utilizan esa institución como un botín para enriquecerse”.

En ese sentido deploró que con los fondos que recibe la Policía del Presupuesto Nacional sólo altos oficiales sean beneficiados con privilegios irritantes en franca violación al principio de igualdad que debe existir dentro de la institución.

Agregó que también piden la reintegración de decenas de policías cancelados, ya que han sido favorecidos por sentencias del Tribunal Superior Administrativo que lo disponen.

En ese orden considera que la Policía está incurriendo en una práctica ilegal al desobedecer esas sentencias que mantienen a muchos expolicías esperando a que se proceda con su reintegración a la uniformada.

Denuncias
Durante años diversas instituciones han hecho denuncias de mal manejo de recursos en la Policía Nacional.

Históricamente se ha hablado de abultamiento de la nómina de la institución, el mal manejo dado al combustible que se le asigna, inversión desproporcionada en el mantenimiento de sus flotillas vehiculares, entre otros.

Es frecuente que se acuse a los inconvenientes de la Policía de distintas irregularidades, las cuales son emitidas en los medios de comunicación.

FUENTE