Loading...
Loading...

A sus 36 años Britney Spears ha recuperado su lugar como la “Princesa del pop”, pero eso no la mantiene a salvo de los problemas de vestuario que frecuentemente la agobian.

La noche del viernes la madre de tres chicos fue traicionada por su brasier que cedió en pleno concierto en The Theater de MGM National Harbor en Maryland y dejó a la vista uno de sus senos.

Durante dos minutos, las cámaras captaron la sensual anatomía de la cantante estadounidense.

La prenda diseñada por Marco Morante no soportó la voluptuosa figura de Britney y no fue hasta el final de la canción que la estrella pudo ajustar su top.

En redes sociales el incidente se ha convertido en tendencia y claro que nadie puede evitar la frase: “Ops, lo volvió a hacer”.

Fuente

Loading...