Lamar Odom-Raccoonknows.jpg

 

Después de que saliera a la luz que el exjugador de baloncesto Lamar Odom había protagonizado un sonado incidente a bordo de un avión tras haber consumido cantidades ingentes de cerveza y whisky, ahora su entorno más cercano no ha podido disimular su temor ante la posibilidad de que el que fuera marido de Khloé Kardashian haya recaído “por completo” en aquellos nocivos hábitos que tanto daño han hecho a su salud.

Lamar ha vuelto a las andadas, está maltratando su cuerpo más que nunca. Y el hecho de que estuviera a punto de morir a causa de sus adicciones tiene a todos sus allegados pendientes de lo que pueda pasar. Para Khloé estos últimos meses han sido muy duros, básicamente porque llegó a dejar de lado su propia vida para volcarse en él. Jamás se le olvidará esa llamada en la que le comunicaron que Lamar había sufrido una sobredosis [el pasado mes de octubre en Las Vegas]”, reveló una fuente a la revista People.

Khloé ha sido el mayor apoyo de Odom desde que este fue encontrado inconsciente en un burdel de Nevada.

Aunque la estrella televisiva decidió hace unos meses retomar el proceso de divorcio que había dejado en suspenso para poder asistir a su exmarido en sus fallidos tratamientos de rehabilitación, su intención de desvincularse de los problemas que padece Lamar no estaría funcionando como esperaba, ya que no podría quitarse de la cabeza la idea de un nuevo drama familiar a cuenta del estado de salud del exdeportista.

“Khloé está aterrada en estos momentos, a la espera de que le vuelvan a llamar con malas noticias sobre Lamar. Está furiosa con él porque se ha dado cuenta de que no aprende. Pensaba que la traumática experiencia del hospital le habría abierto los ojos, pero ha ocurrido todo lo contrario”, añadió el mismo informante.

Lo único que tendría claro la pequeña de las tres hermanas Kardashian a día de hoy es que el “egoísmo” que ha exhibido Lamar al “menospreciar” de esa forma su vida sería un obstáculo insalvable de cara a una hipotética reconciliación.

“Khloé se siente frustrada con toda esta situación y no puede creerse que Lamar haya sido tan egoísta menospreciando así su vida cuando hay tanta gente pendiente de él. Tiene más claro que nunca que ha tomado la decisión correcta al pedirle el divorcio, pero al mismo tiempo no puede dejar de preocuparse por él”, indicó la fuente.

Fuente