Kanye Wes-Raccoonknows

 

Al igual que ya hizo en 2013 con motivo del lanzamiento de su disco Yeezus, el rapero Kanye West abrió a lo largo de este fin de semana 21 tiendas pop up en todo el mundo para vender el merchandising exclusivo de su nuevo trabajo, ‘The Life of Pablo’. Pero en esta ocasión, los fans del intérprete no han quedado satisfechos con las prendas.

Varios de sus admiradores han echado mano de Twitter para asegurar que se sienten “estafados” por la última colección del marido de Kim Kardashian, al descubrir que las camisetas por las que tuvieron que pagar hasta 93 dólares (82 euros) pertenecen a la marca Gildan -una empresa textil canadiense- y pueden ser obtenidas a través de distintas páginas web por unos 2 ó 3 dólares (dos euros y medio). Por tanto, la diferencia de precio estaría justificada únicamente por las frases que el rapero imprimió en las camisetas, a las que aparentemente ni siquiera se molestó en cambiarles la etiqueta original de Gildan para sustituirla por una de su marca.

camisetas kanye west

“Estuve haciendo cola durante horas para poder entrar en la ‘pop up store’ de Londres porque estaba muy emocionado por hacerme con una de las camisetas de edición limitada. Sin embargo, ahora no estoy tan entusiasmado con mi compra, ya que he descubierto que es básicamente una camiseta barata con unas palabras impresas. Kanye ni siquiera se ha molestado en quitar la marca [Gildan] y poner la suya propia. Estoy realmente decepcionado”, asegura uno de los muchos seguidores del artista al periódico The Sun.

“Como FAN de Kanye West estoy muy decepcionada por el hecho de que el merchandising de ‘The Life of Pablo’ se haya impreso en realidad en un producto barato para después subirle el precio desmesuradamente. Es difícil defender el arte al que le falta calidad y basa su precio en una marca en vez de en la artesanía. Menudo pusilánime”, se desahogaba la usuaria de Twitter @bushwickshop.

En su momento, los seguidores del rapero ya se quejaron del excesivo importe que debían abonar si querían hacerse con algunas de las prendas de la colección que el cantante sacó a la luz en colaboración con Adidas, algunas de las cuales -como un jersey lleno de agujeros- llegaron a costar hasta 2.100 dólares (1.900 euros). Ante el descontento, Kanye había prometido que en esta ocasión iba a mantener los precios en un rango asequible para todos sus fans, los cuales seguramente no se esperaban que este cambio viniese acompañado de un descenso en la calidad.

Fuente