omar-saddiqui-mateen-tirador-orlando-florida-masacre-raccoon knows

El FBI dio a conocer partes de la llamada que hizo Omar Saddique Mateen minutos después del tiroteo en el bar gay Pulse, en Orlando, Florida, el pasado domingo 12 de junio en el que murieron 49 personas.

En esas llamadas  el tirador se identificó a sí mismo como un soldado islámico y prometió lealtad a ISIS, según el FBI. En la transcripción de la llamada, las autoridades omitieron el nombre del atacante, así como del nombre del grupo terrorista por respeto a los familiares de las víctimas. Tampoco divulgaron el audio de la grabación de la llamada.

Según la línea del tiempo que publicó el FBI de los hechos ocurridos en Pulse, hacia las 2 a.m. de la mañana empezaron las llamadas de emergencia.

02:02 a.m .: llamada a policía de Orlando (OPD) reporta múltiples disparos en el club nocturno Pulse
02:04 a.m .: más agentes de OPD llegan al lugar
2:08 a.m.: agentes de varios cuerpos policiales entran al Pulse y enfrentan al atacante
2:18 a.m .: llamado inicial al equipo SWAT de OPD
02:35 a.m .: el atacante contacta a un operador del 911 desde Pulse. La llamada duró unos 50 segundos. Detalles:

Operador de la policía (OP)
Atacante (OM)

OP: Emergencia 911, esto está siendo grabado.
OM: En el nombre de Dios el misericordioso, el benéfico (en árabe)
OP: ¿Qué?
OM: Alabado sea Dios. Oraciones y paz sean con el profeta de Dios (en árabe). Te cuento, estoy en Orlando y yo hice los disparos.
OD: ¿Cuál es su nombre?
OM: Mi nombre es: juro lealtad a [omitido].
OD: Ok, ¿cuál es su nombre?
OM: Juro lealtad a [omitido], que Dios [en árabe] lo proteja, en el nombre de [omitido].
OD: Muy bien, ¿dónde estás?
OM: En Orlando.
OD: ¿Dónde en Orlando?
(Fin de la llamada)

Poco después, el tirador participó en tres conversaciones con el equipo de negociaciones del despacho de la policía de Orlando.

02:48 a.m .: primera llamada de negociación de crisis. Duró unos 9 minutos
03:03 a.m .: segunda llamada de negociación de crisis. Duró unos 16 minutos
03:24 a.m .: tercera llamada de negociación de crisis. Duró unos 3 minutos

Cuando el negociador le preguntó al atacante qué había hecho, él respondió: “No, usted ya sabe lo qué hice” y continuó: “Hay un vehículo afuera que tiene algunas bombas, solo para que sepa. Ustedes lo entenderán y voy a detonarlos si tratan de hacer algo estúpido”, según la información revelada por el FBI.

Más adelante en la llamada con el negociador de crisis el atacante aseguró que tenía un chaleco que describió como “del tipo que usaron en [los ataques terroristas en] Francia” y añadió que “en los próximos días verán más de este tipo de acciones”.

“El atacante colgó y fueron infructuosos los múltiples intentos de ponerse en contacto con él”, añadió el FBI.

Tres llamadas más 

“No vamos a propagar su violenta propaganda retórica”, dijo el agente especial del FBI Ron Hopper, quien agregó que la decisión de no publicar el audio o detalles de las llamadas de las víctimas al 911 se hizo para no traumatizar a quienes sobrevivieron esa noche.

“No vamos a dar a conocer el audio. Lo que puedo decirles es que el asesino hizo esas declaraciones de una manera escalofriante, calmada y deliberada”, dijo Hopper.

El FBI también dio a conocer resúmenes de las tres llamadas entre Mateen y los negociadores de crisis, una a las 2:48 a.m., otra a las 3:03 a.m. y la final a las 3:24 a.m.

En estas, que duraron en total 28 minutos según la línea de tiempo que presentó el FBI, Mateen le dijo a los negociadores “que le dijeran a Estados Unidos que dejara de bombardear Siria e Iraq” y que por eso él estaba “allí en ese momento”.

De acuerdo con la información del FBI y el jefe de la policía de Orlando, John Mina, esa fue la última vez que se escucharon disparos dentro del club hasta casi tres horas más tarde, cuando la policía usó explosivos para hacer un hoyo en la pared del club y un vehículo blindado ingresó a la discoteca.

A las 5:15 a.m. Mateen estaba muerto, según las autoridades.

Mina y otras personas defendieron la respuesta de la policía y dijeron que hubo malos entendidos por parte de los medios y del público sobre cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Agregó que las acciones iniciales de los oficiales luego de que se inició el tiroteo llevaron a Mateen a esconderse dentro del baño del club y a parar el tiroteo. También agregó que los oficiales de la policía entraron y salieron de la discoteca repetidamente para salvar a las personas.

Hopper dijo que el trabajo de las autoridades de esa noche fue “extraordinario” y añadió que no hubo evidencia de que un grupo terrorista extranjero dirigiera el violento ataque de Mateen. Al parecer el hombre se radicalizó domésticamente.

Los investigadores han hecho más de 500 entrevistas tratando de determinar el motivo preciso por el que llevó a cabo los tiroteos.

FUENTE