hollande-obama-discursos-isis-ataques-raccoon-knows

El presidente de Francia, Francois Hollande, llegó a Estados Unidos este martes para reunirse con el presidente estadounidense Barak Obama para buscar una robusta coalición en el Medio Oriente y declarar que Francia está en estado de emergencia.

Hollande presionó a Obama buscando mayor cooperación global en la lucha contra ISIS. Este martes durante la rueda de prensa conjunta de los mandatarios, el presidente galo dijo que quiere “reunir a todos los países” y no excluir a nadie.

Añadió que Rusia debe prometer enfocarse en blancos de ISIS en lugar de atacar a las fuerzas moderadas sirias de oposición al gobierno de Bashar al-Assad, un punto que apoyó Obama.

“Los ataques contra la oposición moderada sólo refuerzas el régimen de Assad”, dijo el presidente estadounidense, añadiendo que muchos de esos combatientes tienen el apoyo de Turquía y que los ataques rusos están ocurriendo muy cerca de la frontera turca.

Obama dijo que él y Hollande acordaron que Rusia podría ayudar en la lucha contra ISIS si cambiara el enfoque de sus actividades militares en Siria.

El presidente de EE.UU. añadió que Estados Unidos y Francia compartirán información de inteligencia para coordinar sus ataques contra ISIS e hizo un llamado a Europa para tomar mayor acción para detener la llegada de combatientes extranjeros, compartir las listas de pasajeros e intercambiar información a través de las fronteras.

Francois Hollande llegó a la Casa Blanca este martes tocando los tambores de guerra, y será recibido por el mandatario estadounidense que busca evadir nuevos conflictos y acciones militares posiblemente interminables en una región ya devastada por el conflicto.

Hace doce años, fue el presidente francés Jacques Chirac quien hacía un llamado de mesura mientras el entonces mandatario de EE.UU. George W. Bush estaba ad portas de una guerra con Saddam Hussein en Iraq después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El cambio en la dinámica de los dos aliados refleja el impacto de 14 largos años de guerra que han dejado a Estados Unidos cansado de la intervención internacional, así como la insistencia de Obama de que apresurarse a una guerra después de ataques terroristas puede resultar mal.

La visita de Hollande llega más de una semana después de que una serie de ataques terroristas coordinados en París dejaran 130 personas muertas y cientos de heridos. Los atentados han desatado una búsqueda internacional y una serie de redadas en países como Bélgica y Alemania que buscan a sospechosos de estos episodios.

FUENTE