F15-Finlandia-RACCONKNOWS

La fuerza aérea de Estados Unidos enviará seis cazas F-15 a Finlandia esta primavera para ejercicios que se llevarán a cabo desde una base como a 161 kilómetros de la frontera con Rusia, dicen oficiales militares.

Los seis aviones del Ala de Combate número 173 de la Base Aérea de la Guardia Nacional del Campo Kingsley en Oregón volarán en misiones de entrenamiento con las fuerzas finlandesas como parte de la Operación Atlantic Resolve, la cual inició Estados Unidos en 2014 para tranquilizar a los aliados de la OTAN después de la intervención militar rusa en Ucrania.

Estados Unidos solicitó los ejercicios, dijo la comandante Sheryll I. Klinkel de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en Europa. Aunque Finlandia no es parte de la OTAN, esta comparte una frontera de un poco más de 1.308 kilómetros con Rusia y ha trabajado con Estados Unidos varias veces en los últimos años.

“La mayor parte de ese entrenamiento ha sido volar desde Noruega, Suecia y otras naciones vecinas. Sin embargo, nunca hemos tenido cazas F-15 que realicen un despliegue de entrenamiento hacia Finlandia”, dijo Klinkel.

Según Stephen Sestanovich, un miembro sénior de estudios rusos en el Consejo de Relaciones Exteriores, la conducta cada vez más agresiva de Rusia a lo largo de los últimos años ha provocado que varios países a través de Europa reexaminen sus capacidades de defensa y amplíen su cooperación con otras naciones que comparten sus preocupaciones.

“Esta es una fuerte tendencia, particularmente en Escandinavia, donde países como Noruega y Dinamarca, quienes han estado en la OTAN durante décadas, y otros, como Suecia y Finlandia, los cuales son tradicionalmente neutrales, se preguntan a sí mismos: ¿Cómo podemos trabajar juntos si nos vemos bajo la presión de Rusia?”, dijo Sestanovich. “Y ellos le piden a Estados Unidos: ¿Nos ayudarías a enviarle un mensaje a Moscú?”

Cerca de 100 aviadores de la base de Oregón acompañarán a los aviones para el despliegue del 9 al 22 de mayo, dijo la Sargento Maestre Superior Jennifer D. Shirar de la Guardia Nacional Aérea de Oregón. Las tropas estadounidenses operarán desde Kuopio, Finlandia, la cual se encuentra ubicada aproximadamente a 161 kilómetros al oeste de la frontera con Rusia.

El ejercicio fue reportado por primera vez la semana pasada por la cadena pública finlandesa YLE, la cual se refirió al mismo como grande para los estándares finlandeses.

“No se ha llevado a cabo una sesión de entrenamiento de aviones militares estadounidenses de esta escala anteriormente en Finlandia”, informó YLE.

El despliegue de los aviones estadounidenses hacia Europa en mayo es tan solo el último como parte de Atlantic Resolve. Los aviones F-22, A-10 y F-16 han sido parte de ejercicios anteriores, junto con los cazas F-15.

Noticias del despliegue de Finlandia se producen tan solo días después de que el Departamento de Defensa anunciara que estaba cuadruplicando la suma de dinero a 3.400 millones de dólares para la iniciativa European Reassurance Initiative, en un esfuerzo para disuadir la agresión rusa contra los aliados de la OTAN.

El sábado, en la Conferencia de Seguridad de Múnich, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, destacó la tensa relación entre su nación y el Occidente.

“La política de la OTAN respecto a Rusia ha permanecido poco amistosa y opaca. Se podría ir tan lejos como para decir que nos hemos deslizado de regreso a una nueva Guerra Fría”, dijo Medvedev. “Casi de manera cotidiana se nos llama una de las más terribles amenazas, ya sea para la OTAN en su conjunto, para Europa o para Estados Unidos”.

El comandante aliado supremo de la OTAN en Europa, el general Philip Breedlove, le dijo a CNN que el grupo aliado no está de acuerdo con la evaluación de Medvedev.

“Nosotros en la OTAN no queremos ver una Guerra Fría”, dijo. “No hablamos de ello. No es lo que queremos que suceda ni lo que tenemos previsto que suceda. …Somos una alianza defensiva y nos estamos formando para enfrentar un desafío… de una nación que una vez más ha decidido que usará la fuerza para cambiar las fronteras reconocidas internacionalmente y entonces estamos tomando las acciones apropiadas para ser capaces de asegurar, defender y disuadir”.

Las tensiones entre Occidente y Rusia han aumentado en los últimos años, en gran parte –al menos según la opinión de Occidente– a causa de la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea y su apoyo a los separatistas en otros lugares en el este de Ucrania.

Pero el aumento de la cooperación militar entre Estados Unidos y varias naciones europeas también es un resultado directo de otras actividades militares rusas como su intervención en Siria y su intensa presencia mediante submarinos en aguas escandinavas, dijo Sestanovich.

“A los gobiernos europeos no les gusta lo que ven y están tratando de decirle a los rusos que se tranquilicen”, dijo.

FUENTE