familias
3,564 familias de escasos ingresos, ubicadas en diversas zonas vulnerables, fueron beneficiadas con el programa de mejoramiento, reparación y/o construcción de viviendas seguras que por 30 años ha venido implementando Hábitat para la Humanidad en República Dominicana.
De julio de 2015 a junio de 2016, un amplio voluntariado nacional e internacional ofreció 6,546 horas para contribuir al fortalecimiento de la protección humanitaria y aportar al cambio social y económico de las familias más necesitadas que habitan en condiciones precarias, generalmente en áreas urbanas y peri-urbanas del país.
En alianza con instituciones microfinancieras como Banco Ademi, Banco Adopem, Visión Fund, Coop-Aspire, entre otros, Hábitat facilitó el acceso a microfinanciamiento de vivienda con asistencia técnica a sectores necesitados para proveer viviendas seguras a familias que poseen recursos muy limitados.
En adición a esto, con la finalidad de aumentar la capacidad de servir a los más vulnerables, a los afectados por desastres y al mundo que se urbaniza, dicha organización aportó a la mejoría de la gestión de los centros colectivos (albergues) a nivel nacional, provincial y local, en alianza con los sectores de cada demarcación.

Mejoramientos

Unas 200 familias de los municipios de los Bajos de Haina, en San Cristóbal, y Los Alcarrizos, en Santo Domingo fueron favorecidas mediante la reparación y el mejoramiento de sus viviendas bajo  el programa “Construyendo Esperanza Paso a Paso” con el apoyo de los afiliados de los Estados Unidos, corporaciones locales, el reconocido empresario de la zona don Celso Marranzini, y Banco ADEMI.

“Una vivienda adecuada es lo más importante para la familia; le ayuda a crecer en calidad de vida y garantiza un mejor futuro para sus hijos,” afirma el empresario Celso Marranzini, colaborador de la organización, y quien aportó recursos para el mejoramiento de más de 150 viviendas en el área de Haina.

Asimismo, en San Juan, el proyecto “Construyamos juntos para familias de San Juan” benefició tanto a los habitantes de escasos ingresos de dicha provincia, como habitantes de la provincia de Azua, donde se implementaron varios modelos constructivos, adaptados a las necesidades y la realidad socioeconómica de esas familias.

Acerca de Hábitat para la Humanidad República Dominicana

 Hábitat para la Humanidad es una organización sin fines de lucro sustentada en el compromiso de facilitar el acceso a una vivienda a familias de escasos recursos, a los fines de promover el desarrollo y la sostenibilidad de las colectividades.

Mediante la creación de soluciones habitacionales seguras y asequibles, la organización, que inicia su trabajo en la República Dominicana en 1986, ha basado sus esfuerzos en el rompimiento de la pobreza, apoyada en iniciativas de incidencia por la vivienda adecuada.

Las donaciones individuales y corporativas son fundamentales para hacer esta causa posible. Puede ser parte de este esfuerzo para cambiar la vida de muchas familias, necesitadas, llamando al 809.547.2091.

 

FUENTE