galaxy-note-7-explosion-samsung-raccoon-knows

El atribulado teléfono de Samsung Galaxy Note 7 ya no podrá subirse a un avión en EE.UU. contigo … ni siquiera apagado.

El viernes la Administración de Seguridad de Tuberías y Materiales Peligrosos (PHMSA, por sus siglas en inglés), junto con la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), informaron la prohibición del tabléfono de Samsung en todos los vuelos de Estados Unidos, informó Bloomberg.

La agencia de noticias dice que la prohibición obliga a los dueños de un Galaxy Note 7 a no llevar a bordo el teléfono, no importa si se apaga o se pone en modo Avión antes del despegue. Previo al bloqueo definitivo a la presencia del Note 7 en aviones, los usuarios todavía podían abordar un avión con el teléfono apagado.

El bloqueo total del Galaxy Note 7 en vuelos en Estados Unidos llega al final de una escandalosa semana para Samsung. La fabricante del teléfono detuvo esta semana la producción del teléfono de forma definitiva, pues desde principios de septiembre se han reportado más de 100 casos en los que el teléfono explota.

Samsung ya informó que la debacle del Note 7 afectará a sus ganancias operativas en alrededor de unos US$3,000 millones, un golpe que se verá reflejado entre el cuarto trimestre de 2016 y primer trimestre de 2017.

De una forma u otra, Samsung quiere compensar a los dueños de un Galaxy Note 7. Si los usuarios quieren, pueden obtener un crédito de US$100 para cambiarse por otro teléfono de gama alta de la firma; si quieren un reembolso para cambiarse a otra marca, los consumidores recibirán US$25.

FUENTE