Geraldine Bazán rompió por fin el silencio sobre la noticia de su supuesto divorcio con Gabriel Soto. Si bien no confirmó ni desmintió directamente la separación, la actriz mexicana envío unos mensajes de texto el pasado jueves al periodista Gustavo Adolfo Infante en los que niega que tenga ‘otra relación’, como al parecer aseguró el también presentador mexicano recientemente en un importante diario mexicano.

“Es absolutamente falso en mi caso”, dejó claro Geraldine. “Eso es importante aclararlo si eres tan amable ya que en el caso de una situación legal estas mentiras sí afectan”.

La actriz, que graba actualmente una telenovela en Televisa que marca su regreso a la televisión tras varios años ausente, también desmintió que se encuentre viviendo en Miami.

“No vivo en Miami, el último proyecto que hice allá fue hace casi 3 años. Mi residencia desde hace 10 años es México y en su momento solo viajaba por temporadas a hacer proyectos en compañía de toda mi familia, incluyendo a Gabriel”, aclaró.

Aclaradas estas cuestiones, Bazán no quiso a dar más declaraciones al respecto de esta delicada situación que estaría viviendo, pero avanzó que más adelante se pronunciará sobre el asunto.

“Por el momento no voy a dar declaraciones, lo haré más adelante”, afirmó Geraldine.

Tras casi una década juntos, Bazán y Soto atravesaron a principios de este año, poco tiempo después de contraer nupcias, un importante bache en su relación luego de la difusión de unas polémicas fotos que mostraban a Gabriel muy juguetón con Marjorie de Sousa en una playa de México. Si bien parecía que la pareja había salido fortalecida de esta polémica, la inesperada noticia de su supuesto divorcio hace pensar todo lo contrario.

La verdad, sin embargo, solo la saben ellos. Habrá que esperar a que se decidan a compartirla. Si quieren, claro está.

Fuente