Loading...
Loading...

En su nuevo libro autobiográfico, la ex modelo relata las dificultades que vivió al inicio de su carrera.

Gisele Bundchen confesó en su nuevo libro que contemplaba el suicidio después de sufrir terribles ataques de pánico que la dejaron incapacitada para respirar.

En su explosivo nuevo libro titulado “Lessons: My Path To A Meaningful Life”(Lecciones: Mi camino hacia una vida con sentido), que será lanzado el 2 de octubre, Bundchen, de 38 años, admitió que la industria del modelaje la afectó al comienzo de su carrera.

“Inevitablemente, cuando pienso en un momento cuando tenía poco más de veinte años, recuerdo que me sentía tan impotente que me preguntaba si quería vivir”, confesó la supermodelo.
La esposa de Tom Brady dijo que desarrolló ansiedad “intensa” debido a los ataques de pánico en los aviones. La primera ocurrió en 2003, y los episodios de pesadilla continuaron durante “meses”, explicó.

“Cuando volví a Nueva York, este nuevo miedo encontró otras formas de mostrarse. Era como si se moviera de un lugar a otro, de una cosa a otra, de una habitación a otra “, admitió Bundchen. “De repente, no me sentí bien al subirme a los ascensores. Sentía que no podía respirar “.

A la edad de 23 años, Bundchen experimentó un ataque de pánico mientras recibía un masaje en su apartamento de Nueva York.

“Todo se había convertido en una jaula y yo era el animal atrapado en el interior, jadeando por el aire”, recordó el exitoso modelo.

Los ataques de pánico se volvieron tan consistentes que Bundchen recurrió a dos médicos de Nueva York en busca de ayuda. Primero, le dieron un respirador para evitar que “hiperventilara y se sudara”, confesó.

Cuando eso no funcionó, los médicos prescribieron el modelo Xanax. La esposa de Brady, sin embargo, dijo que se negó a confiar en los medicamentos y arrojó las píldoras a la basura.

Reflexionando sobre su carrera temprana, Bundchen admitió que era el estrés de sus actuaciones de modelaje en todo el mundo, junto con beber y fumar, lo que la dejó con una ansiedad paralizante.

La modelo nacida en Brasil dijo que ella dependía del café “para ayudarme a levantarme por la mañana”, seguido por cigarrillos “para soportar las largas horas” de su exigente carrera.

Loading...