donald-trump-RACCOON KNOWS

Pobre Donald Trump. Él realmente, de verdad quiere dejar atrás sus comentarios atrevidos, vulgares, machistas e intolerantes y ser visto como un candidato a la presidencia.

 Trump le dijo esto a los periodistas la semana pasada, con lo que hizo notar con cuánta facilidad puede girar y ser más presidencial. “Soy muy capaz de cambiar y convertirme en lo quedo quiera convertirme”, dijo. También se comprometió a “nunca” más usar “malas palabras” en la campaña electoral. 

¿Qué es lo que ha provocado este repentino cambio de actitud? 

Al parecer, Trump, al igual que un sinnúmero de antiguos candidatos presidenciales antes que él, quiere empezar a girar desde posiciones más partidistas en las primarias a algunas más moderadas para que esto le ayude en la elección general. Lo único es que en el caso de Trump, no estamos hablando de un cambio en la política, sino un cambio de imagen.  

Pero este es el problema: Trump podría empezar a actuar repentinamente como un príncipe azul junto con un caballo blanco, pero hay un gran problema en el camino de esta transformación camaleónica: Google. Por supuesto, YouTube y Twitter tampoco le ayudan mucho, pero Google realmente es la criptonita de Trump.

Y ni siquiera estoy hablando de los comentarios incendiarios que Trump ha hecho desde que lanzó su campaña, los que la mayoría de nosotros todavía podemos recordar. No, en donde Google es realmente útil es en la búsqueda de los comentarios de hace años, incluso antes del Internet. Esto significa que las búsquedas que a los reporteros alguna vez les hubiera tomado horas en una biblioteca mirando microfichas ahora se pueden hacer en minutos. 

Por ejemplo, si simplemente escribes las palabras “Trump” y “mujeres” en una búsqueda de Google, el primer artículo que Google te entrega se titula: “18 cosas verdaderas que Donald Trump en realidad ha dicho sobre las mujeres”.  

Como podrías imaginarte, Trump no estaba explicando la importancia de que a las mujeres les pagaran lo mismo que a los hombres. No, esta lista incluye ‘Trumpismos’ como este de 1991: “Sabes que realmente no importa lo que escriban [los medios de comunicación] siempre que tengas contigo un trasero joven y encantador”.  

Desafortunadamente, esa es tan solo la punta del iceberg en lo que se trata de lo que Trump habla de las mujeres. Precisamente el siguiente artículo en Google se titula: “La historia de los insultos de Donald Trump hacia las mujeres”. Este incluye algunos “clásicos” de Trump como su tuit de 2012 en el que afirma que Arianna Huffington “es poco atractiva tanto por dentro como por fuera. Entiendo por completo por qué su exesposo la dejó por un hombre. Él tomó una buena decisión”.

O bien puedes buscar las palabras “Trump” y “discriminación” y el primer artículo es uno de 2011 que documenta que la compañía de bienes raíces de Trump está siendo demandada por el gobierno federal en la década de 1970 porque supuestamente discrimina a los inquilinos negros en violación de la Ley de Vivienda Justa.  

En respuesta a la demanda, Trump llevó a cabo una rueda de prensa atacando al Departamento de Justicia por tratar de forzar a su empresa “a que les alquile a los beneficiarios de la asistencia social”.

Según los informes, Trump agregó que si a tales personas se les permitiera el alquiler en sus edificios, eso causaría un “escape masivo desde la ciudad y no solamente de nuestros inquilinos sino de las comunidades completas”. Trump finalmente llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia en virtud del cual no admitió culpabilidad, pero accedió a tomar medidas para garantizar que más inquilinos negros podrían alquilar en sus edificios.  

¿Acaso una demanda acerca de que Trump supuestamente discrimina a los negros de la década de 1970 realmente importa en la campaña actual? Talvez sí, talvez no. Pero gracias a Google, es de fácil acceso.  

Y la lista sigue y sigue… Solo busca palabras como “Trump” y “discapacitado” y una de las primeras cosas que se obtiene es un videoclip de CNN en donde Trump se burla de Serge Kovaleski, un periodista que sufre de una condición congénita de las articulaciones.

El siguiente es el artículo: “La guerra de Donald Trump acerca de las personas con discapacidades”, el cual documenta a Trump cuando fue demandado por supuestamente violar la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades, así como su burla del columnista conservador Charles Krauthammer, quien está paralizado de la cintura hacia abajo, como “un tipo que no puede comprar un par de pantalones”.  

Una búsqueda en Google con “Trump” y “mexicanos” te da este artículo en el primer lugar: “9 cosas vergonzosas que Donald Trump ha dicho sobre los latinos” y ¿supongo que puedes adivinar lo que pasa si buscas en Google las palabras “Trump” e “intolerancia”?   El resultado son varias páginas de artículos con títulos como: “Trump expone su intolerancia” y “El elefante intolerante en la habitación”, el cual documenta la amplia historia de Trump acerca de sus comentarios llenos de odio.  

Creo que lograste captar la idea. Trump puede cambiar su tono, dejar de maldecir, dejar los comentarios incendiarios o incluso darle a Jeb Bush un masaje en la espalda en el próximo debate, pero sus travesuras pasadas permanecerán a la distancia de una rápida búsqueda en Google.  

Por su puesto, la gran pregunta es ¿si la historia de los comentarios intolerantes, machistas e incendiarios les importa a los votantes? Eso no está claro. Pero lo que es seguro, es que mientras los recuerdos podrían esfumarse, Google siempre recordará… y eso no es muy bueno para Trump.

FUENTE