Intacta… Así se ve la comida de un “Happy Meal” (Cajita feliz) de McDonald’s que fue guardada por seis años.

Jennifer Lovdahl, de Alaska, Estados Unidos, compartió fotos en su página de Facebook en las que muestra las papitas fritas y los nuggets que compró en 2010 en un establecimiento de la cadena de restaurantes de comida rápida.

Una de las imágenes muestra la caja con el recibo de compra con fecha del  8 de enero de 2010, y otra, la comida, que luce como si hubiese sido comprada hace algunos días.

“Han pasado 6 años desde que compré este ‘Happy Meal’ en McDonald’s. Durante todo este tiempo ha estado guardado en nuestra oficina”, inicia el mensaje que acompaña la foto.

La mujer agrega: “¡¡¡No se ha podrido, llenado de moho ni descompuesto en lo más mínimo!!! Solo huele a cartón. Hicimos este experimento para demostrarles a nuestros pacientes cuán poco saludable es esta ‘comida’. ¡En especial para nuestros niños, que están en pleno crecimiento!”.

Según la estadounidense, su fin es mostrar  lo poco saludable de estos productos.

“¡Esta comida contiene muchos químicos! ¡Elige comida real! Manzanas, plátanos, zanahorias, apio… esas sí son comidas rápidas de verdad”.

Una respuesta de la cadena en su sitio web a la pregunta de por qué sus alimentos no se pudren indica:  “Sí se pueden pudrir. Los alimentos necesitan humedad en el aire para que el moho se forme. Sin eso,  el alimento simplemente se seca – algo así como cuando dejas el pan en el mostrador durante la noche para hacer crotones para  relleno”.

“Tu podrás ver experimentos en los que no parece que nuestra comida se descompone. Esto es debido a que el alimento se ha deshidratado antes de que ocurra algún deterioro”.

cajita-feliz cajita-feliz1

(Jennifer Lovdahl/Facebook)