Guillermo Moreno

SANTO DOMINGO, RD.- El candidato presidencial por Alianza País, Guillermo Moreno, afirmó ayer que la democracia en la República Dominicana es una farsa, porque no hay real separación de poderes y porque las instituciones no funcionan conforme al estatuto que las gobierna.

Durante su comparecencia a los “Encuentros con los Candidatos Presidenciales 2016”, coordinados por la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Moreno insistió en que no hay democracia porque no rige el imperio de la ley, porque no hay seguridad pública y jurídica, y porque “la Constitución sigue siendo un pedazo de papel”.

“Digo que es una farsa porque el proceso electoral en el que nos envolvemos cada cuatro años sigue careciendo de la equidad necesaria, porque no es frenado el uso y abuso de los recursos del Estado por parte del partido oficial y porque no hay transparencia de los recursos usados en la campaña electoral”, dijo.

El evento fue realizado en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (Unphu), donde Moreno presentó sus propuestas sobre seguridad y justicia.
Seguridad Ciudadana. Moreno señaló que para combatir la inseguridad que arropa a la ciudadanía es necesaria la prevención, lo que a su entender, implica atacar la matriz originaria de ese mal.

Sobre el particular, señaló que los altos índices de delincuencia y criminalidad han sido un efecto del desempleo y los bajos salarios, y que esa realidad es lo que ha provocado que el narcotráfico sea el mayor empleador de jóvenes en muchas comunidades del país. Prometió acabar con esa situación, enfocando su gobierno hacia una política de “pleno empleo” y mejora salarial.

Además de eso, destacó la necesidad de renovar la Policía, ya que afirmó, en su interior existen “mafias” al servicio del narcotráfico, el crimen y la delincuencia, y porque es muy dependiente del poder político.

Justicia. En cuanto a la justicia, manifestó que el problema de ese poder estatal es su falta de independencia. Dijo, la mayoría de sus integrantes provienen de los partidos.

Prometió promover una Suprema Corte de Justicia integrada por jueces de carrera y sin vínculos partidarios, así como una Procuraduría General determinada a perseguir el delito y la corrupción. “No queremos jueces y fiscales de Alianza País, sino que cumplan su función de interpretar la ley, sin privilegios y sin injusticias”, expresó Moreno.

Aseguró impulsará una reforma constitucional para sacar del Consejo Nacional de la Magistratura al procurador general, disminuir la representación de los partidos e introducir representantes de la sociedad civil.

FUENTE