Conciertos cancelados, veto en la radio, amenazas a su familia y una querella legal en su contra, son muestras del unánime repudio a los dichos del músico de rock argentino Gustavo Cordera, quien en una clase de periodismo dijo: “Hay mujeres que para tener sexo necesitan ser violadas”.

FUENTE