trump-pena-nieto-Raccoon Knows

El candidato presidencial republicano de Estados Unidos Donald Trump se reunió este miércoles en México con el presidente de ese país Enrique Peña Nieto.

En un pronunciamiento ante medios tras el encuentro, Peña Nieto dijo que la conversación con Trump fue muy abierta y constructiva. “Debemos trabajar para que la frontera sea más eficiente y segura”, señaló Peña Nieto. “Debemos trabajar juntos para que los empleos no se vayan de nuestra región”.

“Independientemente del resultado de la elección, la próxima administración puede esperar voluntad de México para hacer más segura la región”, manifestó el presidente.

“Los mexicanos en EE.UU. son gente honesta y trabajadora y merecen el respeto de todos”.

“Señor Trump, mi prioridad es proteger a los mexicanos donde sea que se encuentren”, puntualizó.

El mandatario dijo que espera reunirse pronto con Hillary Clinton y aseguró que respeta el proceso electoral en EE.UU.

Trump, por su parte, aseguró que el encuentro fue una conversación constructiva de ideas sobre inmigración e intercambio comercial.

El candidato republicano dijo que “la prosperidad y la felicidad en ambos países aumentará si trabajamos juntos en 5 puntos compartidos”: frenar la inmigración, aumentar la seguridad de la frontera —reiteró que es necesario construir un muro—, desmantelar a los carteles del narcotráfico, actualizar el TLC para que beneficie a las dos naciones y cuidar la industria manufactorera.

Trump aseguró que no tocaron el tema de quién debe pagar el muro. El candidato dijo que es la “única manera de tener una frontera segura entre ambos países”.

No obstante, tras el encuentro, Peña Nieto tuiteó detalles sobre la conversación y dijo que dejó en claro que México no pagará por el muro.

Trump no se disculpó por los comentarios que ha hecho durante su campaña sobre los mexicanos, algo que manifestantes y opositores pedían a la luz de su visita al país latinoamericano.

La llegada de Trump

El avión de Trump aterrizó en Ciudad de México en el hangar presidencial y el magnate se dirige a Los Pinos, donde se reunirá con Peña Nieto en un encuentro que se espera que dure cerca de 30 minutos.

Este martes se hizo público que el magnate había aceptado una invitación del presidente mexicano para visitarlo en su país.

El presidente Peña Nieto también confirmó la reunión en su cuenta de Twitter.

Este miércoles Trump tiene programado pronunciar un discurso sobre su política de inmigración en Arizona.

En julio Peña Nieto en una rueda de prensa con el presidente de EE.UU. Barack Obama que ambos candidatos serían bienvenidos.

Dijo que tenía un profundo respeto por Trump y la opositora demócrata Hillary Clinton y que “de ahora en adelante, propongo un diálogo abierto con quien quiera que sea elegido”.

Una visita inesperada tras meses de retórica tensa

No es probable que Trump salga de este aprieto con solo una foto positiva, debido a su profunda falta de popularidad en México y la poca favorabilidad que tiene Peña Nieto.

El presidente mexicano ha comparado la “estridente retórica” de Trump a la de Hitler y Mussolinni.

“Así es como Mussolini lo logró, así es como Hitler lo logró. Tomaron ventaja de la situación, un problema quizá”, dijo en marzo a un periódico mexicano, según reporta Reuters.

“Hitler, Mussolini, ya todos sabemos cómo termina”, dijo explicando sus comentarios en junio. “Fue sólo un llamado a la reflexión y el reconocimiento, que tengamos en mente lo que hemos logrado y lo que podemos lograr”.

Hace un año, cuando lanzó su campaña, Trump dijo: “Cuando México envía a su gente, no envía a los mejores… traen drogas, traen crimen, son violadores”.

Desde entonces ha manifestado una férrea posición sobre inmigración y una de sus banderas ha sido construir un muro en la frontera con México para impedir el paso de inmigrantes ilegales.

Además, a lo largo de la campaña ha manifestado que su intención es deportar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Indignación en México por la visita

La visita ha causado polémica entre la opinión pública mexicana.

FUENTE