Harry Styles-Taylor Swift-Raccoonknows.jpg

 

No es ningún secreto que Taylor Swift suele inspirarse en sus exparejas para componer sus álbumes, ni que sus temas “Style” y “Out of the Woods” son una oda a su mediático y fallido romance con Harry Styles. Sin embargo, lo que no se conocía hasta el momento era la opinión del miembro de One Direction sobre su papel protagonista en la discografía de la de Nashville.

Pues bien, pese a que se niega a confirmar o desmentir que las letras de dichas canciones sean sobre él, el británico insiste en que se “alegraría” si su noviazgo sirvió al menos para empujar a la cantante a escribir dos de sus canciones más conocidas.

No sé si son sobre mí o no, pero la cuestión es que ella es tan buena que [las canciones] están por todas partes. Yo mismo escribo sobre mis experiencias, todos lo hacemos. Me consideraría afortunado si todo [lo que vivimos] le ayudó a crear esos temas. Eso es lo que te conmueve. Es lo más duro de decir, y es de lo que menos hablo. Es algo que queda entre dos personas. Nunca contaré a nadie todo [lo que pasó]”, ha confesado en una extensa entrevista concedida a la revista Rolling Stone, en la que ha añadido que no consideró necesario felicitar a la artista estadounidense por sus sencillos ya que es algo que “se da por sentado”.

Thank you @rollingstone

A post shared by @harrystyles on

De las palabras que el intérprete de “Sign of the Times” ha dedicado a su exnovia en la misma conversación se desprende que, aunque no piense devolverle el favor aireando sus intimidades en su nuevo disco, no se arrepiente de su relación sentimental al considerar que toda experiencia vital resulta enriquecedora de una manera u otra.

“Hay cosas que no funcionan. Puede haber muchas cosas que estén bien, y mal al mismo tiempo. Cuando escribo canciones sobre cosas así, me gusta valorar de forma positiva el tiempo que pasamos juntos. Prefiero celebrar más el hecho de que fuera algo intenso y que tuviera la oportunidad de sentir algo, en lugar de lamentarme: ‘Esto no funcionó, qué mal’. Y si algún día te encuentras con esa persona, tal vez sea un poco raro, tal vez necesites emborracharte… pero al menos habrías compartido algo. Conocer a alguien nuevo, compartir experiencias, es lo mejor. Así que gracias”, son sus ambiguas declaraciones.

Harry también ha recordado los sentimientos encontrados que experimentó durante sus encuentros con la cantante de “Blank Space”, cuando los paparazzi les perseguían para fotografiarles paseando por Central Park y convertirle en la nueva pareja de moda muy a su pesar.

“Cuando veo las imágenes de ese día, pienso: las relaciones son difíciles, a cualquier edad. Además de que no tienes mucha idea de lo que estás haciendo con 18 años, tener que lidiar con todo eso no ayudaba. Para empezar, era todo un poco raro. Estás en una cita con alguien que realmente te gusta. Debería ser sencillo, ¿no? Desde luego, fue una experiencia de la que aprendí, pero en el fondo yo solo quería una cita normal”, ha compartido.

Al igual que Taylor, Harry reconoce haberse basado en una ruptura con “alguien especial” de cara a su próximo álbum. Sin embargo, el joven rompecorazones se niega a confirmar si ese “alguien” es Kendall Jenner, la chica con la que se le ha vinculado sentimentalmente tras ser vistos juntos en varias ocasiones, la última de ellas a finales del año pasado durante la celebración por el 21 cumpleaños de la modelo.

“Ella es una gran parte del álbum. A veces solo quieres rendirle un pequeño homenaje a esa persona, pero otras quieres hacerlo a lo grande y esperar que se dé cuenta de que es solo para ella“, ha concluido, misterioso.

Fuente