Loading...
Loading...

 

El productor Harvey Weinstein fue acusado formalmente el viernes de violación y otros cargos en el primer proceso penal que resulta de la ola de denuncias en su contra que desató un ajuste de cuentas nacional por violencia sexual. El exmagnate de Hollywood hizo un gesto de contrariedad cuando lo describieron como un hombre que usó su poder para acosar mujeres.

Siete meses después de que las denuncias destruyeron su carrera y catalizaron el movimiento #MeToo, el otrora poderoso productor de cine se entregó para enfrentar los cargos, que derivan de encuentros con dos de las decenas de mujeres que lo han acusado de acoso e incluso de violación.

“Este acusado usó su posición, dinero y poder para atraer a jóvenes mujeres a situaciones donde él podía violarlas sexualmente”, dijo la fiscal adjunta de Manhattan Joan Illuzzi-Orbon en la corte. Weinstein levantó una ceja mientras escuchaba.

Weinstein ha negado consecuentemente las acusaciones de sexo no consensual. Su abogado, Benjamin Brafman, se abstuvo de hacer declaraciones al respecto el viernes al decir que a estas alturas solo le interesaba el juicio.

Un juez acordó liberar a Weinstein bajo una fianza de $1 millón, con constante monitoreo electrónico y la prohibición de viajar más allá de Nueva York y Connecticut.

Productor decisivo en Hollywood hasta que las acusaciones destruyeron su carrera a fines del año pasado, Weinstein, de 66 años, se vio rodeado por luces y cámaras en un espectáculo que no podía controlar.

“¿Lo lamentas, Harvey?”, gritó un miembro de la prensa mientras el otrora poderoso magnate entraba esposado a un tribunal en Manhattan con la cabeza inclinada. “¿Qué puedes decir?”, alguien más le preguntó, y Weinstein negó levemente con la cabeza y dijo en voz baja “No”.

Fuente

Loading...