image

 

La súpermodelo Heidi Klum demostró tener más neuronas que el millonario Donald Trump.
Después de que éste comentara en plena entrevista con “The New York Times” que la alemana “Heidi Klum. Tristemente ya no es un 10”, refiriéndose a su figura, la madre de cuatro ni se inmutó y quién lo haría cuando se luce tan bien.

En una ambientación de sesión de fotos, típicas para las esbeltas mujeres que comparten su profesión, la exesposa del cantante Seal le contestó al estilo verdadero de Twitter con múltiples etiquetas y un toque humorístico.

“#Trumphahablado, #tristemente. #9.9. #Nomásun10. #Tuveunbuentiempo. #HeidisuperaaTrump #Labellezaestáenelojodelespectador”, escribió acompañada del simpático video en el que su camiseta blanca con el número 10 es reemplazada por una que tiene el 9.9.

De esta manera y con una gran sonrisa, la esbelta mujer da cachetada con guante blanco al polémico precandidato republicano a la presidencia estadounidense.

Lo interesante es que el mencionado comentario fue hecho en un esfuerzo de él para “limpiar” su imagen con las mujeres por recientes comentarios. Y empezó bien asegurando que “las mujeres son fantásticas”, después de que hace días llamó “cerda gorda” a la presentadora Rosie O’Donnell y se quejó de las preguntas de Megyn Kelly de Fox News al asegurar que “la sangre le está saliendo por todas partes” y por eso estaba tan agresiva con sus preguntas en un debate televisivo; aunque nunca reconoció que se refería a su estado hormonal por tener lo que él pensó era su periodo menstrual, las mujeres sí lo entendieron así y lo criticaron por ello. Así que tras su más reciente arrebato, otra vez contra una mujer, está claro que esta prueba no fue superada.

Quizás ya sea hora para que Trump por lo menos se haga una evaluación médica, empezando con un examen de la vista.

Fuente