tratamiento de belleza-hielo-Piel-Raccoonknows.jpg

El uso de hielo como terapia para la piel es uno de los rituales de belleza moderna más populares y que contribuye a mejorar el aspecto de la piel del rostro y otras partes del cuerpo, actuando también como un calmante y con efecto antiinflamatorio. Los expertos en belleza han utilizado durante mucho tiempo esta terapia en balnearios y tratamientos de cuidado de la piel, gracias a su amplia gama de beneficios.

Las mujeres coreanas son conocidos por sus rituales detallados de belleza y el uso de hielo de la piel es una técnica habitual en sus tratamientos de cuidado y belleza.

Los efectos del hielo sobre la piel

Los expertos en salud creen que la formación de hielo de la piel es capaz de:

  • Refrescar la cara
  • Evitar la formación de arrugas
  • Luchar contra el acné y manchas en la cara
  • Mejorar la circulación sanguínea y dar a la piel un aspecto mas sano.

Tratamiento de belleza usando hielo

Busca en la nevera cubos de hielo, aunque no lo creas sirven para darle un tono radiante a la dermis. Se puede hacer todos los días tan sólo por unos minutos, sin mucho esfuerzo y sin costar ni un centavo. El hielo ayuda a prevenir la hinchazón y al mismo tiempo cierra los poros. Así no aparecerán los temidos y antiestéticos granitos. Asimismo, tonifica la piel por lo que retrasará la aparición de arrugas.

Cómo aplicar el hielo adecuadamente

La aplicación no requiere ningún esfuerzo especial, sin embargo algunos tips pueden ayudarte a no hacerlo de una manera perjudicial ya que debes evitar que el hielo haga contacto con tu piel de manera directa, puedes aplicarlo por la mañana y/o noche, de la siguiente manera:

como usar el hielo para tonificar la piel

  1. En primer lugar debes limpiar la cara a fondo.
  2. Envuelve uno o dos cubitos de hielo en una gasa o cualquier otro tipo de tela suave.
  3. Cuando el hielo comienza a derretirse es el momento de aplicarlo sobre la cara.
  4. Mantén en diferentes áreas de la cara durante 1-2 minutos.
  5. Mueve el hielo suavemente con movimientos circulares. Pásalo a lo largo de la barbilla y la línea de la mandíbula, las mejillas, y a lo largo de la frente y la nariz. Ten especial cuidado para la zona debajo de los ojos.
  6. Para finalizar puedes aplicar algún tónico para la piel o una crema hidratante.

Consigue una piel más suave

Los beneficios de aplicarse hielo siguen porque son muchos. Uno de ellos es darle suavidad a la piel, en especial es ideal para las personas que tienen exceso de grasa. Y si sales a la calle y vuelves acalorado, esos cubos helados aportarán frescura. La virtud de tonificación prepara la piel antes de aplicarse maquillaje. Es todo un producto de belleza, aunque no lo creas.

Mejora la circulación sanguínea

Los problemas de la circulación pueden acabarse una vez que se comience a usar el hielo como tratamiento. Promueve el normal recorrido de la sangre y minimiza la inflamación que pueda provocar dormir mal. Vale recordar que cuando hay irregularidades con la circulación, es inevitable sufrir de várices y celulitis.

El hielo es el mejor tratamiento de belleza

Tratamiento de belleza para las ojeras

¿Tienes ojeras y bolsitas debajo de los ojos? El hielo también es la solución para ambos problemas. Impide el cansancio de la piel y ya no lucirás con más edad de la que tienes. Los cubitos de hielo se pueden meter en bolsas de plástico o de tela, o también en los tapaojos con fines estéticos.

Tonifica la piel

Tan solo bastan unos minutos para comenzar a sentir la frescura y el alivio. Si resulta molesto tener por mucho tiempo el hielo en la cara, colócalo cada cierto tiempo. La tonificación se sentirá en pocas semanas sin duda alguna. Puede formar parte de la rutina de cuidado de la piel, por lo que hacerlo todos los días es totalmente recomendable.

No olvides aplicar protector solar cada vez que salgas a la calle, de esta manera se previenen las manchas oscuras. Desmaquillar antes de irse a dormir es vital y es uno de los errores más comunes de las mujeres, porque dicen que pierden mucho tiempo. Hay toallitas que sirven para agilizar este importante paso. ¡Cuídate lo más que puedas!