Hillary Clinton-Minorias-Raccoon-Knows

Washington.- Al contra ataque de leyes estatales que buscan suprimir el voto de las minorías, la precandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, ofreció este jueves un plan para facilitar el registro universal de los votantes, lo que beneficiaría a los latinos.

Durante un discurso en la Universidad del Sur de Texas, una institución de mayoría afroamericana en Houston, Clinton explicó que quiere eliminar las trabas que desalientan el empadronamiento y participación electoral.

“Creo que todo ciudadano tiene derecho al voto, y creo que debemos hacer todo lo posible para que sea más fácil que los ciudadanos voten”, dijo Clinton, quien busca la candidatura presidencial del Partido Demócrata para 2016.

Según Clinton, los republicanos “de forma sistemática y deliberada” han recurrido a medidas para impedir que la gente vote, como si tuvieran “miedo” a su decisión en las urnas.

Clinton propuso establecer un sistema de registro automático de toda persona que cumpla 18 años –la edad mínima para votar en EEUU-, a menos que el votante no quiera inscribirse, y un período de al menos 20 días para el voto por adelantado en todo el país, para así reducir las largas colas en los centros de votación.

Una tercera parte de los 50 estados no ofrecen el voto por adelantado.

Clinton además propuso que el Congreso restablezca las protecciones del voto de las minorías.

“Nos entusiasma que los líderes políticos como Clinton estén destacando este problema, porque se tienen que garantizar elecciones libres, justas y accesibles” en EEUU, dijo a este diario Tomás López, abogado del programa para la democracia del Centro Brennan para la Justicia, en Nueva York.

“Creemos que las nuevas restricciones al voto en algunos estados no son razonables sino que son un esfuerzo de algunos políticos por manipular el sistema a su favor”, advirtió López.

La defensa del derecho al voto, un asunto que ha llegado a las puertas del Tribunal Supremo, cuenta con mucho apoyo popular entre los afroamericanos y los latinos, dos bloques electorales clave del Partido Demócrata.

Si logra la candidatura, Clinton necesitará el respaldo de las mujeres, los negros, hispanos y jóvenes para llegar la presidencia, la misma coalición de votantes que catapultó al poder a Obama en 2008 y le permitió la reelección en 2012.

En la actualidad, al menos 50,000 jóvenes latinos cumplen 18 años cada año, lo que los convierte en un voto codiciado por todos los candidatos a la Casa Blanca.

Se calcula que poco más de 25 millones de latinos son elegibles para votar en 2016, pero el desafío de la comunidad es convertir ese número en un verdadero peso en las urnas, porque menos de la mitad vota.

Más restricciones para las minorías

El fortalecimiento del derecho al voto de las minorías no figuró de forma prominente en los comicios de 2008, cuando Clinton perdió la candidatura presidencial frente a Barack Obama.

Pero el asunto ha cobrado fuerza desde 2013, cuando el Tribunal Supremo eliminó una parte clave de la Ley del Derecho al Voto de 1965, que exigía a los estados que en el pasado tuvieron problemas de discriminación -sobre todo en el sur de EEUU- someterse a un mayor escrutinio del gobierno federal antes de modificar sus leyes electorales.

Además, desde los comicios legislativos de 2010, un total de 21 estados, todos bajo dominio republicano, han adoptado leyes que aumentan los requisitos para poder emitir el voto, según este mapa interactivo del Centro Brennan.

En plena contienda electoral en 2016, algunas de las nuevas leyes entrarán en vigor en 14 de los 21 estados que aumentaron las restricciones al voto.

Estas nuevas leyes, por ejemplo, limitan el período para el voto por adelantado, o exigen prueba de ciudadanía y cédulas de identidad con fotografía para el empadronamiento, lo que, según el Centro Brennan para la Justicia, termina afectando principalmente a los pobres y las minorías.

Los republicanos aseguran que las medidas solo buscan impedir el fraude electoral, pero los demócratas, y grupos afines, replican que éstas suprimen el voto de las minorías.

Clinton ofreció su discurso tras recibir el “Premio Barbara Jordan por Liderazgo Público-Privado”.

Pero el Comité Nacional Republicano (RNC) la acusó de recurrir a retórica “engañosa y divisoria”.

La realidad es que la vasta mayoría de los estadounidenses –incluyendo votantes minoritarios- apoyan medidas de sentido común para prevenir el fraude electoral… su explotación de este asunto sobre subraya el porqué los votantes la consideran deshonesta y no digna de fiar”, dijo Orlando Watson, director para medios afroamericanos del RNC.

Según Watson, los “ataques desvergonzados” de Clinton “ignoran que su estado en Nueva York, bajo control demócrata, no permite el voto por adelantado mientras que decenas de estados bajo control republicano, sí”.

FUENTE