Hispano-centro comercial-ISIS-Raccoonknows.jpg

 

La Fiscalía de Estados Unidos ha acusado formalmente a un hombre hondureño inspirado por los yihadistas de Estado Islámico (EI) de intentar volar con explosivos un centro comercial de Miami.

Vicente Adolfo Solano, de 53 años, fue acusado del delito de intento de uso de una arma de destrucción masiva.

En septiembre del año pasado, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) inició una investigación contra Solano tras recibir una pista sobre su posible radicalización.

Agentes de encubierto entraron en contacto con Solano, que les confesó su afinidad por EI, mostró sus vídeos con una bandera del grupo yihadista de fondo y también mostró interés por perpetrar un atentado parecido al de maratón de Boston de 2013.

Solano tenía intención de detonar un artefacto explosivo en el patio de comidas del centro comercial Dolphin de Miami durante el pasado “Black Friday”, día de ofertas y rebajas en Estados Unidos durante las festividades de Acción de Gracias.

El hondureño se reunió en un hotel de Miami con los dos agentes encubiertos del FBI para confeccionar el explosivo que detonaría en el Dolphin Mall. “Mientras estaba en la habitación de hotel, Solano practicó ensamblar el dispositivo”, indica el documento.

Los agentes encubiertos le siguieron los pasos a Solano hasta que el hispano se dispuso a activar la bomba en el centro comercial, momento en el que fue automáticamente detenido.

Solano se enfrentará durante el juicio a una posible pena de cadena perpetua.

Por su parte las autoridades reconocieron que no hay indicios de que el atentado haya estado dirigido por ISIS.

Fuente