mujeres-musulmana-Portland-Raccoonknows.jpg

 

Dos hombres murieron y otra persona resultó herida en un apuñalamiento este viernes en un tren suburbano de Portland, Oregon, después de que un atacante gritó insultos racistas a dos mujeres de aperiencia musulmana, informó la policía. Al menos una de ellas llevaba en la cabeza velo islámico ( hijab) y las víctimas mortales habían salido en su defensa.

Los agentes localizaron y arrestaron al supuesto atacante, según un comunicado de la policía de Portland. Recibió tratamiento médico y fue entregado a detectives que investigan homicidios.

Los investigadores explican que el sospechoso gritó varias frases ofensivas, “en lo que mejor se define comoun discurso de odio contra varias etnias y religiones“, detalla el informe policia. Al menos dos de las víctimas intervinieron y trataron de calmar al atacante, que apuñaló a tres pasajeros y huyó del tren.

Los ataques verbales se habrían dirigido a dos mujeres que viajaban en el tren, posiblemente musulmanas. Una llevaba velo, según los testimonios que cita la policia. Sin embargo, se fueron de la escena antes de que llegaran los agentes y ahora la institución hace un llamamiento público para encontrarlas y hablar con ellas.

Los pasajeros, que intervinieron en su defensa, fueron “atacados con saña”, dijo el sargento Pete Simpson a la prensa local. La policía de Portland tuiteó esto:

Uno de los hombres murió en la escena y otro en el hospital. La tercera persona apuñalada fue llevada a un hospital con lesiones que no amenazaban su vida.

En la madrugada, la policia identificó al sospechoso detenido como Joseph Christian, de 35 años, que está en prisión, sin derecho a fianza y con varios cargos en su contra, incluyendo dos de homicidio agravado y uno de intento de asesinato.

“(El sospechoso) estaba maldiciendo, maldiciendo, maldiciendo, y los pasajeros estaban nerviosos por lo que las chicas se mudaron a nuestra zona”, dijo Arsenia Brittell, quien estaba sentado detrás del conductor del tren, narra USA Today.

La testigo dijo que el sospechoso cortó las gargantas de las víctimas.

La policía desconoce si el hombre tiene problemas de salud mental o si estaba bajo la influencia de las drogas y el alcohol.
La comunidad musulmana de Oregon condenó el crimen. Harris Zafar, comentarista frecuente en medios, dijo a The Oregonian que se trató de un acto “trágico y preocupante”.

Zafar ha vivido en Portland por 31 años. “Como musulmán, es desconcertante saber – ser padre, ser un marido, ser un hijo – que esto podría haber sido una de las muchas mujeres en nuestra mezquita y la mayor área de Portland”, dijo.

Millones de musulmanes iniciaron el ramadán este viernes, un período de intensa oración, ayuno desde el amanecer hasta la puesta del sol y cenas abundantes.

 

Fuente