Moscoso Puello

SANTO DOMINGO. Un hombre que había sido declarado muerto en el hospital Francisco Moscoso Puello como consecuencia de varias puñaladas, dio señales de vida percibidas por el personal del centro asistencial cuando era trasladado a la morgue en la parte trasera del centro de salud.

El paciente Ricardo Roa (a) Kacola, de 29 años, recibió heridas de arma blanca durante una riña en Boca Chica, y después de ser declarado muerto por los facultativos ahora se encuentra en estado de sumo cuidado, según la Policía.

Una comunicación de la uniformada dice que Roa recibió las heridas de un tal “Pinguilo”, quien huyó cuando un comerciante del lugar hizo un disparo al aire con una escopeta.

Dionicio Roa, de 59 años, hermano de Kacola, informó a la Policía que su pariente está vivo aunque en situación delicada de salud, y que todo se descubrió cuando era llevado a la morgue, lo cual fue comprobado por las autoridades.

Kacola reside en el sector Altos de Chavón, de Boca Chica, y sus familiares desconocen los motivos de la riña con el nombrado Pinguilo, quien es perseguido por la Policía para ser puesto bajo control del Ministerio Público.

FUENTE