Darío Contreras
SANTO DOMINGO. La salud de los pacientes que asisten al hospital traumatológico Dr. Darío Contreras corre riesgo, tanto en la calidad como en la oportunidad de atención en el centro asistencial por la falta de equipos médicos, personal, inseguridad y el hacinamiento en algunas áreas del recién construido centro asistencial.

Así lo confirma un informe de los jefes de servicios de las diferentes áreas del establecimiento de salud presentado ayer en asamblea al director médico, a la comisión ejecutiva del centro y a la presidenta de la seccional del Colegio Médico Dominicano (CMD), Mary Hernández.

Una de las principales motivaciones para la asamblea giró en torno al incumplimiento en el equipamiento hospitalario por parte de los responsables de la obra y de las autoridades sanitarias y que de acuerdo con el levantamiento, impide a los médicos brindar una adecuada prestación de los servicios a los usuarios que llegan de todo el país y que tienen en común la pobreza.

Luego de reiterar su apoyo al director del hospital, José Aponte, a quien le reconocen los esfuerzos para hacer que el centro de salud funcione debidamente, sus colegas detallaron la crisis interna que afecta al hospital.

Los principales problemas radican en falta de equipos médicos en las unidades de cirugía, cuidados intensivos, laboratorio clínico, camas, consultorios, así como material gastable.

La doctora Elizabeth Vidal, leyó el documento que contiene las precariedades denunciadas por sus colegas Máximo Periche, del área de pediatría, César Moreta, de cirugía, Luis Cabrera, de emergencia, Brígido García, de epidemiología, Martín González, y otros, con el propósito de evitar el cierre en la prestación de los servicios.

Al término de la asamblea, el director del centro de salud, informó que están en proceso de compra de varios aparatos, y anunció que el Ministerio de Salud Pública adicionó RD$ 10 millones al presupuesto de RD$12 millones que tiene asignado el hospital, para enfrentar los inconvenientes.

Necesidades
Las principales necesidades por departamento son: E pediatría salas de internamiento y quirófanos para terminar con el hacinamiento.

Neurocirugía no se ha aperturado, porque los trabajos de construcción no han terminado y aún carece de equipos médicos.

Los laboratorios clínicos y de patología presentan fallas de construcción que requiere readecuación.

Cuidados intensivos carece de ventiladores e insumos , el departamento de fisiatría no dispone de equipos y los consultorios fueron reducidos de 24 a 12.

FUENTE