Dominicana-acusada-de-trasportar droga en mama juana-RACCOON KNOWS

NUEVA YORK._  La dominicana Rosa Cristina Almonte Ortega, arrestada el pasado 6 de enero en el aeropuerto internacional John F. Kennedy, cuando se le encontró una botella de ron Barceló Dorado, con Mama Juana y en la que había cerca de una libra de heroína, mezclada en el brebaje dominicano, alegó en una entrevista desde la cárcel, que ella no sabía el contenido del embase y que lo trajo, para hacerle un favor a un cuñado.

Hablando con un canal local de televisión en español, Almonte, quien regresaba desde el aeropuerto Cibao, después de asistir a los funerales de un familiar, señaló que está desesperada y que sólo tiene el deseo de reencontrarse con sus tres hijos, ahora a cargo del padre Roberto Ortega, que es su esposo.

En la botella, según el comunicado de la Policía de Protección a Aduanas y Fronteras (CBP), se encontraron 32 bolsitas de heroína con valor callejero estimado en $27.000 dólares.

Almonte, que fue procesada en la Corte Criminal de Queens, enfrenta hasta 10 años en la cárcel,  si es hallada culpable del cargo de narcotráfico internacional.

“Mi cuñado me pidió que le hiciera el favor de traerle una Mama Juana a un señor de allá, que según me dijo, iba a pasar por mi casa a recogerla”, explicó la dominicana desde la cárcel.

“El sabía que lo que estaba haciendo, pero la que no sabía lo que traía, era yo”, agregó la acusada.

Su esposo, dijo que la familia está destruida y pidió que “alguien me ayude a como demostrar al juez y al fiscal que mi esposa es inocente”.

La mujer, identificó a su cuñado como Osiris Almonte que está viviendo en la República Dominicana.

Cuando el reportero Alex Rolan del noticiero del canal 41 de la cadena Univisión, le preguntó por teléfono que si sabía lo que traía la botella de Mama Juana, respondió que “aló, aló… yo no escucho, no se escucha bien” y cortó la comunicación.

“Yo lo que quiero es estar con mi familia, mis hijos me hacen mucha falta y estoy sufriendo demasiado”, clamó la señora Almonte.

“No quiero pagar por algo que yo no he hecho”, clamaba la señora Almonte, dejando escuchar los sollozos en la llamada.

El caso es procesado por la fiscalía de Queens, que la está acusando también, además de narcotráfico de servir de “mula”, de posesión de sustancia controlada.

“Ahora hay que tener mucho ojo. No importa que sea un hermano, un cuñado o quien sea, para uno traer algo para acá”, expresó el esposo de la reclusa.

Almonte, será presentada nuevamente este 10 de marzo en la corte de Queens para una audiencia de seguimiento.

FUENTE