dengue

SANTO DOMINGO. La ministra de Salud Pública se sintió ayer más tranquila, después de que su eminencia Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, se comprometió a que los sacerdotes incluyan en sus homilías y en los grupos eclesiásticos mensajes para que la población coopere para reducir los criaderos de mosquitos que provocan el dengue.

La Iglesia Católica, a través de sus medios de comunicación, también emitirá cápsulas educativas de prevención de la enfermedad que ya a quitado la vida a 73 personas, la mayoría niños.

Con ese fin, la ministra y los doctores José Manuel Puello y Nelson Rodríguez Monegro se reunieron con López Rodríguez, quien informó que instruirá a monseñor Benito Ángeles para que coordine el trabajo en las 217 parroquia del Gran Santo Domingo y las demás del interior del país.

Dijo que van a comprometer a todos los sacerdotes, religiosas, institutos y laicos, porque entiende que el dengue necesita una acción rápida y responsable, y es una situación que preocupa a todo el país y ellos no están ajenos.

De su lado, Puello, quien es ahora director de Gestión de Salud de la Población, entidad de nueva creación, dijo que la identificación temprana de la enfermedad, que no necesita nada sofisticado, porque es clínico, y el manejo adecuado de la enfermedad son las estrategias para reducir la mortalidad.

También es importante mantener la capacitación en el personal de salud que maneja casos.

Para el viceministro Rodríguez Monegro es importante el trabajo interistitucional y la colaboración comunitaria para reducir el dengue, que en la actualidad presenta un brote en la provincia Sánchez Ramírez.

FUENTE