energía solar -RACCOON KNOWS

Marruecos ha encendido la que será la planta de energía solar concentrada más grande del mundo.

El nuevo sitio cerca de la ciudad de Ouarzazate —famosa por ser una zona de filmación para éxitos de taquilla de Hollywood como “Lawrence de Arabia” y “Gladiador”— podría producir suficiente energía para suministrar más de un millón de casas para el 2018 y reducir la emisión de carbono por un aproximado de 760.000 toneladas por año, según el grupo financiero Climate Investment Funds (CIF).

Tan pronto como su majestad Mohammed VI de Marruecos presionó el botón el 4 de febrero de 2016, la primera fase de este proyecto en tres partes se puso en movimiento.

Aprovechar el poder de la sal

La planta solar, denominada el complejo de Noor, usa energía solar concentrada (CSP) cuya instalación es más costosa que los paneles fotovoltaicos que se utilizan con más frecuencia, pero a diferencia de ellos, permite el almacenamiento de la energía para las noches y los días nublados.

Espejos enfocan la luz solar y calientan un líquido, el cual, cuando se mezcla con agua, alcanza más o menos los 400 grados Celsius. El vapor producido a partir de este proceso impulsa una turbina y genera energía eléctrica.

Un cilindro lleno de sal se derrite por el calor de los espejos durante el día y se mantiene lo suficientemente caliente por la noche como para proporcionar hasta tres horas de energía, según el Banco Mundial, que financió parcialmente la construcción de la planta a través de un préstamo de 97 millones de dólares del Fondo de Tecnología Limpia.

“Con este paso audaz hacia un futuro de energía limpia, Marruecos está siendo un país pionero en un desarrollo más ecológico y en el desarrollo de una tecnología solar de vanguardia”, dijo Marie Francoise Marie-Nelly, directora de país del Banco Mundial para Magreb.

“Los retornos de esta inversión serán importantes para el país y sus habitantes, al mejorar la seguridad energética, crear un ambiente más limpio y fomentar nuevas industrias y la creación de empleos”.

Establecer un ejemplo

Los combustibles fósiles importados actualmente cubren el 97% de las necesidades energéticas de Marruecos, dice el Banco Mundial. Como resultado, el país debe diversificar y empezar a usar las energías renovables.

Este objetivo fue una de las razones por las que Marruecos fue elegido como sede de la próxima conferencia sobre el cambio climático de las Naciones Unidas (COP 22) en noviembre de 2016, según el CIF.

Una vista aérea a los espejos solares de la planta termosolar Noor 1.

“África en general, y el norte de África en particular tienen un tremendo potencial para la generación solar que permanece en gran medida sin explotar”, dijo a CNN Sameh Mobarek consejera senior y gerente de proyecto del Banco Mundial.

“El liderazgo de Marruecos en esta área puede proporcionar un modelo para otros países que quieran desarrollar su sector energético de un modo sostenible”.

Impacto duradero

Al igual que reducir las emisiones de carbono y la dependencia de los combustibles fósiles, se espera que esta planta aumente la cantidad de energía renovable en la generación total de electricidad del 13% al 42%, según el CIF.

También se espera que el proyecto tenga un impacto positivo en el área que lo rodea. Aproximadamente 583.000 personas viven en la ciudad de Ouarzazate a 10 km del sitio.

El índice de pobreza ahí es del 23%, pero la esperanza es que la energía más limpia y un mejor suministro reducirán la incidencia de bombillas que titilan y de equipo hospitalario que no funciona bien.

FUENTE