Wall Street le está dando una ovación de pie al primer discurso del presidente Donald Trump ante el Congreso. El Dow subió 300 puntos y avanzó más allá del nivel de 21.000 por primera vez el miércoles. El hito llega apenas un mes después de que el Dow alcanzó los 20.000 por primera vez.

El discurso en el horario estelar de Trump al Congreso tuvo altas calificaciones de los espectadores, y claramente dejó a Wall Street de buen humor también. El Dow está en camino para cerrar su mejor día desde el 7 de noviembre, el día antes de las elecciones.

No es que el discurso diera a los inversores los detalles en las políticas que estaban esperando conocer. En todo caso, Trump dio menos detalles sobre temas importantes —como la reforma tributaria, Obamacare y la desregulación— que muchos esperaban.

La clave para Wall Street es el tono del discurso de Trump: parecía mucho más optimista y presidencial que en discursos anteriores.

“El discurso no reveló nada nuevo, pero fue mucho más ordenado y metódico de lo que estamos acostumbrados a escuchar”, dijo Nicholas Colas, estratega jefe de mercado de la firma ConvergEx.

“Fue un discurso sólido desde la perspectiva de poner a Trump en una posición verdaderamente presidencial“, dijo Colas.

Por ejemplo, Trump pidió a los miembros del Congreso: “únanse a mí para soñar cosas grandes, audaces y audaces para nuestro país”.

Ese es un cambio bien recibido dado el comienzo turbulento de la presidencia de Trump, lo que ha envuelto la administración en controversia constante.

Chris Krueger, un analista de Cowen & Co., resumió el discurso de esta manera: “Gran entrega, más optimismo, menos detalle”.

En total, el Dow Jones se ha disparado 2.700 puntos desde la victoria de Trump en noviembre.

FUENTE