Ted Cruz -habla-sobre-911-indocumentados-raccoon-knows

El precandidato republicano y Senador federal por Texas, Rafael “Ted” Cruz le dio hoy la razón a una seguidora suya que lo interpeló tras un foro público en el estado de New Hampshire y que atribuyó las muertes ocurridas en los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001 a los “ilegales”.

“Más de 100,000 estadounidenses han muerto a manos de ilegales, incluyendo todos los fallecidos el 9-11, porque no estamos aplicando nuestras leyes de inmigración”, dice la señora no identificada en un video distribuido ayer por fuentes demócratas.

“Usted está en lo correcto”, responde Cruz a la señora.

La señora continúa diciendo que “en mi tienda, un cliente fue asesinado por cuatro ecuatorianos ilegales, mi nieto fue chocado por un ilegal y a mi hermana la robaron mexicanos ilegales en Texas”, dice. “Pongan un número 800 para que podamos llamar y dar testimonio de toda esta victimización”.

Cruz se solidariza con la señora indicando que “tuvimos una audiencia con familiares de víctimas que hablaron de las consecuencias de la no aplicación de nuestras leyes por parte de este gobierno”.

La señora contesta: “No somos racistas, pero los queremos fuera”.

Los terroristas del 9/11 no eran inmigrantes sin papeles

El problema con todo este intercambio es que los terroristas que secuestraron los aviones y llevaron a cabo los actos mortales del 11 de Septiembre de 2001 no eran inmigrantes sin papeles, ni entraron por la frontera sur, legal o ilegalmente.

Según el reporte de la Comisión del 9-11 que estudió todo el incidente, ninguno de los 19 terroristas estaba sin visa. Todos habían entrado con visa a Estados Unidos: uno entró como estudiante, 14 lo hicieron con visa de turista y cuatro con visas de negocios. Dos de los que pilotaron aviones habían violado los términos de su visa: el estudiante nunca llegó a las clases de vuelo en las que se había inscrito y otro de ellos inició clases de vuelo siendo turista.

No obstante ninguna de las visas había expirado. Los 19 terroristas estaban legalmente en este país y su historia nada tiene que ver con los inmigrantes indocumentados a los que se refería la señora.

La cifra de que más de 100,000 estadounidenses han muerto a manos de “ilegales” tampoco está respaldada por la realidad.  Periódicos como el Washington Post han examinado esas aserciones que principalmente aparecen en medios ultra conservadores, y han encontrado que no están basadas en cifras reales.

FUENTE