envasadoras

SANTO DOMINGO. Luego de las explosiones en tres envasadoras de Gas Licuado de Petróleo, con un saldo de tres muertos y decenas de heridos, el Ministerio de Industria y Comercio ordenó la suspensión temporal de los permisos para la instalación de nuevas envasadoras hasta que finalice la revisión de la normativa que las rige.

La resolución número 31, emitida el pasado 7 de marzo, pero publicada en espacio pagado hoy, establece que se toma esta decisión como medida urgente, mientras se realiza la revisión del reglamento 2119 y demás normativas dispersas en la materia. El propósito, detalla el documento, es lograr “un Reglamento Técnico como instrumento legal de cumplimiento obligatorio y vinculante, que garantice la uniformidad de los criterios técnicos de seguridad aplicables, así como la supervisión de su cumplimiento”.

Se especifica que a través del Instituto Dominicano de Calidad (Indocal) se ha convocado “a todas las instituciones públicas que intervienen en el otorgamiento de permisos vinculados con la instalación y operación de plantas envasadoras de Gas Licuado de Petróleo y a los actores del sector privado relacionados con esta actividad”.

También se ordena inspeccionar todas las plantas de GLP en operación y evaluar el cumplimiento de las medidas de seguridad y prevención de incendios, de acuerdo a lo estipulado en el decreto 307-01, y los reglamentos de aplicación de la Ley Tributaria de Hidrocarburos 112-00 y del seguridad 2119-72.

Los operadores de las envasadoras deberán, además, realizar un análisis de evaluación de riesgos de cada planta, para “determinar las medidas inmediatas a implementar para mejorar la seguridad”.

Los operadores tendrán un plazo de 6 meses a partir de la fecha de publicación de la resolución para depositar este análisis en la Dirección de Hidrocarburos, y otros seis meses adicionales para implementar las mejoras. Advierte que vencidos los plazos se suspenderán los permisos de operación de manera provisional a las que no cumplan con “las condiciones mínimas”.

FUENTE