Ingenieros con deudas Estado: “No nos pagan, ni nos reciben”

SANTO DOMINGO. “Nosotros no nos hemos matado, pero somos muertos morales, nuestras familias están pasando trabajo, y nuestras propiedades están incautadas y empeñadas”, son las palabras de Julio César Nin, uno de los más de cien ingenieros civiles que actualmente tienen deudas por obras del Estado.

El profesional se refería al famoso caso del suicidio del ingeniero Darío Rodríguez, quien a raíz de una deuda de esta naturaleza se quitó la vida el año pasado en las oficinas de la OISOE, “parece que solamente así es que podemos tratar de cobrar nuestra deuda”, comentó Nin.

Estas declaraciones fueron hechas en el marco de una rueda de prensa organizada ayer por una delegación de ingenieros y arquitectos acreedores de deudas con diversos ministerios del estado llevada a cabo en las instalaciones del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA).

“Estamos trabajando junto a una comisión del CODIA tratando de dar los pasos necesarios para que el gobierno honre las deudas que tiene con todos nosotros”, explicó Nin, quien aseguró que el gobierno ha sido “indolente” ante su situación e informó que de no ser tomados en cuenta por las autoridades correspondientes se manifestarán en las calles.

“Ni nos pagan, ni nos reciben, ni nos contestan el teléfono”, expresó el también ingeniero Buenaventura García , cuya deuda con el ministerio de obras públicas data desde el 2007.

‘“Apelamos al presidente Danilo Medina, al ministro de Obras Públicas , al director de la OISOE, al ministro de Agricultura, al ministro de Educación, a la CAASD, al INDHRI y a todas las instituciones estatales de las cuales dependen los ingenieros y con las cuales tenemos deuda”, agregó Nin.

“Apelamos a su sensibilidad humana para que no haya otro David Rodríguez”, concluyó.

FUENTE