Inmmigrantes-asiaticos-EEUU-USA-2055-raccoon-knows

WASHINGTON, D.C. – Si se mantienen las tendencias demográficas, la inmigración seguirá siendo el motor del crecimiento poblacional en EEUU y, para 2055, los asiáticos sobrepasarán a los hispanos como el principal grupo de inmigrantes en el país, informó este lunes el Centro de Investigación Pew.

El informe, elaborado con datos de la Oficina del Censo, indica, sin embargo, que los hispanos seguirán siendo la minoría más grande de EEUU debido en parte a su tasa de natalidad.

El análisis fue divulgado en vísperas del 50 aniversario, el próximo sábado, de una histórica ley promulgada por el presidente Lyndon B. Johnson frente a la Estatua de la Libertad, que cambió para siempre el rostro de Estados Unidos al rediseñar las medidas que permitieron un mayor flujo de inmigrantes al país.

También se produce en unos momentos en que la mayoría de precandidatos presidenciales republicanos, y grupos conservadores afines, piden mano dura contra los inmigrantes indocumentados e incluso reducir la inmigración legal al país.

Extranjeros son motor de crecimiento poblacional

Según el documento, cerca de 59 millones de inmigrantes han desembarcado en EEUU desde 1965, haciendo que los extranjeros conformen cerca del 14% de la población total – una cifra “récord” o un incremento del cinco por ciento en los últimos 50 años.

El Centro Pew calcula que entre 2015 y 2065, los extranjeros conformarán el 88% del incremento de la población en EEUU, es decir unos 103 millones de un total de 441 millones de habitantes.

Así, los extranjeros, tanto asiáticos como hispanos, serán el 18% de la población para 2065, marcando otro hito en la historia del país.

Llegada de más asiáticos

Para el año 2055, los asiáticos se convertirán en el mayor grupo de inmigrantes en EEUU, con un 36% del total, en comparación con el 34% de los extranjeros provenientes de América Latina.

En paralelo a ese aumento de inmigrantes asiáticos, los extranjeros de raza blanca oscilarán entre el 18% y el 20% -cuando en 1965 eran el 80%-, mientras que los negros conformarán entre el ocho por ciento y el nueve por ciento.

El demográfo Mark H. López señaló que, al igual que otras olas de inmigrantes, también los nuevos inmigrantes llegan a EEUU en busca de oportunidades económicas. Los inmigrantes de China e India, en particular, emigran para asistir a las universidades o para trabajar en el sector tecnológico.

Los hispanos, una minoría fuerte

El informe asegura que los hispanos seguirán siendo la minoría más grande del país, aunque su crecimiento se debe en buena medida a los niños nacidos en Estados Unidos.

Aún así, para el año 2065 ningún grupo étnico tendrá mayoría en el país: los blancos serán el 46% de la población, los hispanos el 24%, los asiáticos el 14%, y los negros, el 13%.

Según una encuesta que acompaña el informe de Pew,  un 45% de los estadounidenses considera que los inmigrantes contribuyen positivamente al país, mientras que el 37% cree que lo empeoran, y un 16% cree que los inmigrantes no tienen un mayor efecto.

La ley de 1965

Gracias al “Acta de Inmigración y Nacionalidad” (INA) de 1965, los inmigrantes, sus hijos y sus nietos sumaron unas 72 millones de personas a la población de EEUU, que creció de 193 millones ese año a 324 millones en la actualidad.

La ley realizó cambios significativos a la política migratoria de EEUU, al eliminar las cuotas de visas por origen nacional que en realidad favorecían a los inmigrantes europeos.

En su lugar, las autoridades implementaron un sistema que puso énfasis en la reunificación familiar  y en inmigrantes con altas destrezas laborales. Del total de inmigrantes que han llegado a EEUU desde 1965, el 51% ha sido de América Latina y una cuarta parte ha sido de Asia.

Debido a los nuevos patrones de inmigración alentados por la ley de 1965, la población blanca ha bajado del 84% ese año a un 62% en la actualidad.

Dicho de otra manera, sin la ley de 1965, el país tendría un rostro muy distinto al de ahora: 75% blanco, 14% negro, 8% hispano y menos de un uno por ciento de origen asiático.

Otros datos del informe: 

  • EEUU tiene la población inmigrante más grande del mundo, ya que cerca de uno de cada cinco inmigrantes globales vive en este país.
  • El 49% de los estadounidenses quiere una reducción en la tasa de inmigración, y un 82% considera que el sistema migratorio necesite una reforma.
  • Para 2011, Asia se había convertido en la principal fuente de inmigración en EEUU, y esa tendencia continúa. Desde 1990, la región con más inmigrantes había sido Centro y Sudamérica, en paralelo a niveles récord de emigración de México que ahora ha bajado sustancialmente.
  • La población extranjera se ha dispersado de forma más equitativa en EEUU. Si el 47% estaba concentrada en el noreste en 1960, para el 2013, ese porcentaje bajó al 22%.  En cambio, subió en la zona sur del país, del 10% en 1960 al 32% en 2013.
  • Para 2013, los cinco condados con mayor población de extranjeros fueron Los Angeles (California); Miami-Dade (Florida), Cook County (Illinois); Queens (Nueva York), y Harris County (Texas), y juntos conformaron el 20% de la población de inmigrantes en EEUU, una baja del 10% respecto a 1990.

    FUENTE