image

 

Caitlyn Jenner hizo su primera aparición televisiva anoche cuando recibió el Premio Arthur Ashe al Valor durante la ceremonia de entrega de los premios ESPY, de la cadena ESPN.

El homenaje a Jenner comenzó con una cronología de su vida, narrada por el actor John Hamm, mostrando imágenes desde su niñez y destacando la trayectoria deportiva del entonces Bruce Jenner, culminando con su triunfal medalla de oro en el decatlón durante los Juegos Olímpicos de 1976. La presentación audiovisual continuó, destacando el tema de la identidad de género de Jenner y cómo luchó para esconderla durante décadas hasta finalmente hacer su transición de Bruce a Caitlyn Jenner en el último año.

Al culminar la presentación, el público ovacionó aplaudió de pie a Jenner, quien subió al escenario a aceptar el premio de manos de la estrella de fútbol, Abby Wambach, luciendo un vestido crema de Atelier Versace.

“Los últimos meses han sido un torbellino de tantas experiencias y emociones distintas. A decir verdad, parece que cada vez que doy la vuelta me pongo en estas situaciones de mucha presión… pero nunca he sentido más presion que en los últimos meses”, dijo Jenner.

En su discurso de aceptación, la activista de la comunidad LGBT habló sobre el proceso por el cual ha pasado para aceptar su identidad de género y reafirmó su intención de utilizar su celebridad para adelantar la aceptación a la comunidad transgénero y educar sobre el tema.

“Mi petición a ustedes esta noche es que se unan a mí. Las personas transgénero merecen algo. Merecen respeto y de ese respeto sale un mejor país, una sociedad más empática y un mundo mejor para todos nosotros”, apuntó.

En el público, acompañando a Jenner, se encontraban sus hijos Burt Jenner y Cassandra Marino, de su primer matrimonio con Crystie Crownover, Brody y Brandon Jenner de su segundo matrimonio con Linda Thompson y Kendall y Kylie Jenner junto a sus hermanas Kim, Kourtney y Khloe Kardashian, de su tercer matrimonio con Kris Jenner. El único ausente fue Rob Kardashian. Además, estuvieron presentes su madre y hermana.

En uno de los momentos más emotivos de la noche y con lágrimas en los ojos, Jenner agradeció a sus hijos todo el apoyo y aceptación que le han brindado.

“Aquí viene la parte más dura” dijo Jenner. “Quiero agradecer a mi familia. Nunca quise lastimar a nadie, sobretodo a mi familia y a mis hjos. Siempre quise que mis hijos estuviesen tan orgullosos de su padre, por todo lo que ha podido lograr en su vida. Ustedes me han dado tanto de vuelta, tanto apoyo. Estoy tan agradecida de tenerlos en mi vida. Gracias.” Estas palabras emocionaron mucho a sus hijas Kylie y Kendall, quienes lloraron al escucharlas.

La ex atleta olímpica finalizó su discurso, de aproximadamente 10 minutos, dando las gracias a su madre, de quien dijo haber heredado su fuerza ante la adversidad.

Fuente