turkey-people-power-gOLPE DE ESTADO-Turquia-Raccoon Knows

El caos en Turquía comenzó con un intento de golpe, seguido de una noche caótica con disparos, violencia e incertidumbre.

La asonada militar dejó un número no precisado de muertos, pero que las autoridades cifran entre 181 y 265 víctimas.

Según la oficina del primer ministro, Binali Yildirim, al menos 161 civiles y 20 insurrectos perdieron la vida.

El funcionario agregó que los heridos son más de 1.400.

Según el jefe provisional de las fuerzas armadas, al menos 104 militares que participaron en la insurrección murieron, además de 161 civiles y agentes de la policías.

El presidente Recep Tayyip Erdogan acusó al clérigo Fethullah Gulen de estar detrás del levantamiento.

El gobernante exigió a Estados Unidos el arresto y la extraditación de Gulen, quien está exiliado en ese país y vive en Pensilvania.

Gulen vive un exilio autoimpuesto.

Ante la acusación de Erdogan, el clérigo afirmó que apoya la democracia,

La agitación expone un profundo descontento dentro de las filas militares. Menos de 24 horas después de una noche de violencia, quedan preguntas acerca de quiénes estaban detrás del intento de golpe y por qué decidieron actuar ahora.

“Este país ha sufrido mucho en manos del movimiento de Gulen”, dijo Erdogan a un gran número de simpatizantes cerca de su casa en Estambul.

“Pido a Estados Unidos y al presidente Barack Obama… que Gulen sea arrestado o sea devuelto a Turquía”, añadió Erdogan.

Los tanques invadieron las calles y los soldados bloquearon el famoso puente del Bósforo en la noche del viernes. Se escucharon explosiones, dejando a los residentes aturdidos preguntándose qué estaba pasando.

El intento de golpe pareció perder impulso después de que un desafiante presidente Recep Tayyip Erdogan declaró que su gobierno tenía el control, a primeras horas del sábado. Pero cuándo él apareció, después de horas de silencio, decenas de personas habían muerto en medio de la violencia, la mayoría de ellos agentes de policía.

Un total de 2.839 militares han sido detenidos en toda Turquía, según una fuente de la oficina del presidente. Cinco generales y 29 coroneles fueron retirados de sus cargos y arrestados, según informó el Ministerio del Interior de Turquía.

El Consejo Superior de Jueces y Fiscales ha suspendido 2.745 jueces y 5 fiscales, de acuerdo con la agencia de noticias Anatolia.

Cerca de 800 personas fueron hospitalizadas en las primeras horas de la asonada en Ankara y 200 personas en Estambul, según un tuit de Kerem Kinik, presidente de la Media Luna Roja de Turquía.

Así se desarrollaron los hechos:

Caos y disturbios en las calles

Tanto gobierno como militares afirmaban tener el control del país. Los militares emitieron un comunicado afirmando que imponían la ley marcial en el país.

Los militares dijeron que la “administración política ha perdido toda legitimidad ha sido obligada a retirarse”.

La emisora estatal turca TRT dijo que había sido tomada por una facción del ejército que formaba parte del intento de golpe.

No estaba claro quién estaba a cargo.

Mientras, aviones de combate volaban sobre Estambul y vehículos blindados se movían a través del principal puente de la ciudad el del Bósforo, que conecta la parte asiática con la europea.

Cerca de 300 residentes, algunos con banderas turcas, se reunieron en la plaza de Taksim de la ciudad, donde también se ven tanques del Ejército y un vehículo militar.

En Ankara, fueron lanzadas bombas al edificio del Parlamento y un helicóptero que según el gobierno fue robado por los golpistas, fue derribado por un avión F-16.

También estalló un tiroteo cerca del complejo presidencial en la capital.

Vídeos y fotos en las redes sociales mostraban grandes multitudes marchando por las calles, provocando a los soldados mientras estos disparaban al aire.

Un testigo en Estambul dijo a CNN que hubo fuertes explosiones una tras otra alrededor de las 3:45 hora local, causando que los edificios se estremecieran. “Sonaban como las bombas que escuchas en Siria”.

Entrevista en Facetime

En tanto, un desafiante Erdogan fue forzado a recurrir a FaceTime para realizar una entrevista televisiva. Él pidió a sus simpatizantes salir a las calles y detener a los que intentan derrocarlo.

“Salgan a las calles y denles su respuesta”, urgió. No estaba claro desde dónde habló. “Esto fue hecho por fuera de la cadena de mando”, aseguró.

Horas después, Erdogan aterrizó en el aeropuerto Ataturk de Estambul.

Erdogan dijo que las fuerzas de seguridad habían comenzado a arrestar a militares de varios rangos. Él agregó que el hotel en la provincia de Marmaris donde se encontraba de visita fue bombardeado luego de que él partió del lugar.

Hay informes en los medios internacionales de que los militares han copado todo, pero nosotros estamos manteniendo nuestro lugar y seguiremos haciendo nuestro trabajo si Dios quiere y nunca entregaremos nuestro país ha estos ocupantes”, dijo Erdogan desde el aeropuerto de Ataturk.

Erdogan fue electo como presidente en las primeras elecciones directas en Turquía en agosto de 2014.

Sin medios de comunicación social

Las redes sociales Facebook, Twitter y YouTube fueron interrumpidas o sufrieron cortes de experiencia en Turquía.

Turkey Blocks, un grupo que rastrea la censura en Turquía, dijo que los mensajes de Twittefueron bloqueados en el país a las 22:50, hora local. Dyn, otro servicio que rastrea el rendimiento de internet a nivel mundial, informó que Facebook y Twitter fueron bloqueados “alrededor de una hora”.

Por otro lado, soldados entraron al edificio de CNN Turk en el Centro de Medios Dogan de Estambul, de acuerdo con un presentador que estaba al aire.

“No sabemos qué tanto podremos continuar transmitiendo, pero hace cinco o 10 minutos ellos entraron”, dijo el presentador.

Posteriormente, la señal mostró un escritorio vacío.

FUENTE