Si hay algo que muchos le han criticado a Apple en más de una ocasión es la resolución de pantalla que usa el iPhone, la cual casi nunca está a la altura de las que ofrecen los otros competidores. De hecho varias de las especificaciones de hardware del smartphone de la manzana tampoco suelen dar la talla frente al resto de los modelos de gama alta del mercado. Aún así, la compañía se las ha arreglado para seguir siendo el segundo mayor vendedor de móviles a nivel mundial, por lo tanto su estrategia ha dado resultado. En cualquier caso, parece que las cosas van a cambiar un poco una vez que el próximo iPhone esté listo.

El iPhone 6S soportará mayores resoluciones de pantalla

 

La mayoría esperamos que el siguiente modelo anunciado por Apple sea el iPhone 6S, aunque también se habla sobre un 6S Plus. La idea de la manzana al parecer es introducir mejores resoluciones de pantalla para darle más competencia a la línea Galaxy Note de Samsung. En otras palabras, el 6S Plus recibirá una mejora notable en su resolución, llegando hasta 2K probablemente, mientras que el modelo 6S estándar contaría con una Full HD tradicional de 1920×1080 píxeles.

Hoy en día el iPhone 6 cuenta con una resolución de 1334×750 píxeles, mejor que la HD estándar, mientras que el modelo 6 Plus cuenta con una Full HD. Si nos basamos en el historial de Apple, entonces es poco probable que este año veamos nuevas resoluciones en sus smartphones, aunque la esperanza es lo último que se pierde. Debemos recordar quetodavía existen muchas apps de iOS que no están optimizadas para las pantallas de los modelos actuales, así que introducir nuevas resoluciones probablemente solo empeoraría las cosas para los desarrolladores y para los usuarios que utilicen dichas aplicaciones.

FUENTE