ISIS-derrumba-templo-baalshamin-raccoon-knows

ISIS dinamitó uno de los más famosos templos de la antigua ciudad siria de Palmira, causando una “pérdida considerable” para la humanidad, aseguró la Unesco.

El grupo yihadista “mata personas y destruye lugares, pero no puede acallar la historia y no conseguirá borrar esa gran cultura de la memoria mundial. Pese a los obstáculos y los fanatismos, la creatividad humana prevalecerá, los edificios y los lugares se rehabilitarán y algunos se volverán a construir”, dijo la directora general de la Unesco, Irina Bokova, tras condenar la destrucción dada a conocer este fin de semana.

El domingo, el grupo yihadista anunció la destrucción del templo de Baalshamin, el segundo más importante de la ciudad después de Bel. Según el Museo del Louvre, en París, este santuario comenzó su construcción en el año 17 después de Cristo y fue embellecido por el emperador romano Adriano en el año 130.

Baalshamin, dios del cielo fenicio, está asociado con las deidades de la luna y del sol, Aglibol y Malkbel.

Palmira alberga ruinas monumentales de una ciudad que fungió como foco cultural en el mundo antiguo.

ISIS considera las obras religiosas preislámicas, en especial las estatuas, como idolatría. Por ese motivo ha estruido varias joyas arqueológicas en Iraq.

“Nuestras más sombrías predicciones están desgraciadamente cumpliéndose”, se lamentó Maamun Abdelkarim, director general de Antigüedades y de Museos en Siria. “Han llevado a cabo ejecuciones en el teatro antiguo, han destruido en julio la famosa estatua del León de Atena (…) y transformaron el museo en tribunal y en prisión. También han asesinado al exdirector de las Antigüedades de la ciudad”, enumeró.

La semana pasada, ISIS decapitó al director Jaled al Asad, de 82 años, quien era famoso por sus conocimientos sobre la ciudad.

ISIS se hizo con el control de Palmira en mayo, tras expulsar a las fuerzas sirias de la zona.

FUENTE