presunto artefacto explosivo en una lata de gaseosa-avion ruso-raccoon-knows

En la más reciente publicación de la revista de ISIS, Dabiq Magazin, el grupo terrorista incluye un listado de los más recientes ataques que se atribuyó, incluyendo el derribo de un avión de pasajeros en el Sinaí, los ataques suicidas en el Líbano y los mortales ataques de París el pasado 13 de noviembre.

Con respecto al presunto derribo del avión ruso de pasajeros que estalló en el Sinaí con 224 pasajeros a bordo, ISIS aseguró que antes había planeado derribar un avión que perteneciera a un miembro de la coalición occidental encabezada por Estados Unidos, pero luego cambió sus planes y entonces puso como blanco al avión ruso.

En la revista ISIS dice que la movida de Rusia de lanzar ataques aéreos en Siria fue “una decisión precipitada de arrogancia”.

La revista incluye una foto de lo que ISIS dice es “un dispositivo explosivo para derribar el avión ruso”.

La foto muestra una lata de gaseosa, un alambre y lo que parece ser un interruptor.

La revista Dabiq afirmó que “después de descubrir una forma de comprometer la seguridad en el aeropuerto internacional Sharm el-Sheikh y de decidir echar a tierra un avión perteneciente a una nación de la colación estadounidense contra el Estado Islámico, el objetivo fue cambiado a un avión ruso. La bomba fue escondida en el avión, lo que llevó a la muerte de 219 rusos y otros 5 defensores apenas un mes después de la decisión irresponsable de Rusia”. 

Hasta el momento ningún gobierno ha comentado sobre los comentarios de ISIS.

No hay manera de saber si estas acusaciones son de hecho reales o un esfuerzo internacional para desviar a los funcionarios de inteligencia y seguridad.

El pasado martes, el director del Servicio Federal de Seguridad, Aleksandr Bortnikov, reconoció que el avión ruso de Metrojet que se estrelló en el Sinaí, Egipto, fue derribado por una bomba hecha con 1 kilo de explosivos.

Bortnikov explicó que la bomba era un explosivo casero elaborado con 1 kg de TNT, según información recogida por la agencia estatal TASS.

Rusia dijo que busca a los culpables de esta tragedia y los castigará. Para ello ofrece una recompensa de 50 millones de dólares por información que conduzca al arresto de los responsables.

FUENTE