image

 

Ivonne Montero relata la angustia que vivió durante los dos meses que su hija Antonella estuvo internada muy grave en el hospital.

La actriz comentó: “Yo estuve sola, velaba todas las noches a mi bebé, pero lo hice con gran amor, y agradezco a Dios y a los médicos que todo haya sido un éxito y la tenga ya en casa”.

Ivonne pasó muy malos momentos, primero por la gravedad de su hija, y después por los gastos médicos que generó la cirugía y la estancia en el hospital, ya que ella solo se hizo cargo, pues Fabio Melanitto, ex esposo de la actriz y padre de la niña, no se responsabilizó de nada, y ni siquiera hizo acto de presencia en el hospital.

Ivonne explicó que inscribirse en el Seguro Popular le ayudó muchísimo para poder darle la atención debida a su hija, quien ya se encuentra recuperándose y haciendo su vida normal.

Fuente