image

 

Ivy queen se ha caracterizado por ser una mujer fuerte, pero hay alguien que la hace doblegar: Naiovy Kahlin Star, su pequeña hija de un poco más de un año.

Aunque la llamada reina del reggaetón se derrite ante la sonrisa de su primogénita, la cantante tiene claro que quiere criar a una mujer que sepa ganarse la vida.

“Mi niña es muy energética, muy despierta, muy inteligente”, dice la orgullosa madre. “[Quiero] que sea autosuficiente, [ya] que hoy en día ponerle un plato de pescado a la juventud en vez de enseñarlos a cómo ir a buscarlo, creo que es un grave error”.

Además, la intérprete desea enseñar a su hija el amor al prójimo.

“Quisiera inculcarle a mi hija que no [tenga] distinciones en ella para saludar a una persona, no importa el color, el sexo, la raza”, comenta la puertorriqueña. “Que no tenga miedo a ir y enfrentar la vida”.

Por otra parte, Ivy confesó que su hija también ha sido su maestra de vida. “Son tantas [cosas que me ha enseñado]. Yo la veo que ella se cae y a mí se me retuerce todo por dentro, y me da un coraje que no quiero que [se golpee]”, cuenta. “Pero ella se levanta de lo más bien, como que no pasó nada y continúa. Eso para nosotros los adultos tiene que ser la señal suficiente para decir: ‘me caí, me levanto y continúo’”.

Fuente