Mariah Carey- James Packer-Raccoonknows.jpg

 

Mariah Carey y su desenfrenada manera de gastar pudo haber sido el motivo por el que terminó su relación con su ex prometido el multimillonario australiano James Packer.

Según informó TMZ, el millonario australiano no estaba de acuerdo con el despilfarro de dinero que hace la cantante, sólo para satisfacer sus extravagancias.

Se dice que para una aparición en público, Mariah gastó US$19 mil en tratamientos de belleza, US$ 250 mil dólares en alquilar una residencia para disfrutar unos días de vacaciones, US$ 35 mil dólares por una suite en el hotel Caesar’s Palace, o pagar US$ 6 mil por un viaje de ida y vuelta a Las Vegas.

Claro que ella posee una fortuna de US$500 millones, pero esa manera de gastar asusta a cualquier galán que la pretenda, además de que se dice que James Packer, a pesar de ser multimillonario, cuida mucho su dinero.

Fuente