El gobierno de Japón emitió una alerta para que su población se refugie luego de que Corea del Norte lanzó un misil balístico.

“El gobierno está aconsejando a la gente que esté en exteriores que se refugie inmediatamente”, indicó la agencia pública japonesa NHK.

El ministro portavoz del Ejecutivo japonés, Yoshihide Suga, dijo que el lanzamiento se produjo a las 6:57 de la mañana del viernes (las 21:57 del jueves GMT) y que el misil sobrevoló Hokkaido y cayó al mar unos 19 minutos más tarde.

Las autoridades de Corea del Sur y de Estados Unidos están aún evaluando los detalles del lanzamiento.

Según fuentes de Defensa de Corea del Sur, el lanzamiento se originó desde un lugar cercano a la capital norcoreana, Pyongyang, con una trayectoria hacia el este.

El gobierno surcoreano convocó una reunión urgente de su Consejo de Seguridad Nacional.

El mes pasado, el régimen de Kim Jong-un lanzó un misil que sobrevoló territorio japonés, lo que fue considerado por Tokio como una “amenaza sin precedente” sobre ese país.

Japon-Corea del norte-Raccoonknows.jpg

Esperada

Rupert Anthony Wingfield-Hayes, corresponsal de la BBC en Tokio, dijo que el más reciente lanzamiento realizado por Pyongyang realizó un recorrido similar al de aquel misil que encendió las alarmas en Japón, pero que se diferencian en la altura y la extensión del recorrido efectuado por el proyectil.

Estiman que el misil alcanzó una altitud de unos 770 kilómetros y realizó un recorrido de unos 3,700 kilómetros. Llegó bastante más lejos que el misil anterior“, destacó.

Indicó que tanto las autoridades de Japón como las de Corea del Sur y Estados Unidos estaban a la expectativa de esta nueva prueba de Corea del Norte.

“Esperaban que ocurriera el sábado 9 de septiembre y no se produjo y estaban haciendo un seguimiento por satélite, por lo que no es algo inesperado, aunque evidentemente ha causado conmoción en la población de Japón”, señaló.

El Comando del Pacífico de Estados Unidos señaló que su primera evaluación de lo ocurrido indica que se trató del lanzamiento de un misil balístico de alcance intermedio.

“Corea del Norte lanzó un misil no identificado desde el este de Pyongyang esta mañana”, dijo hoy el Estado Mayor Conjunto de Seúl (JCS), que se encuentra analizando la información disponible con Estados Unidos.

El misil, lanzado alrededor de las 07.00 hora de Japón (22.00 GMT del jueves), sobrevoló la isla japonesa de Hokkaido (norte) y cayó en aguas del océano Pacífico, según el sistema de alerta del Gobierno nipón, informaron por su parte las autoridades.

El mes pasado, Corea del Norte disparó un misil sobre Japón en lo que Tokio llamó una “amenaza sin precedentes” para el país.

El lanzamiento de misiles se produce pocos días después de que se impusieran nuevas sanciones a Corea del Norte por parte de las Naciones Unidas debido a sus pruebas de armas.

En respuesta a la alerta de misiles del viernes, los militares de Corea del Sur llevaron a cabo un simulacro de misiles balísticos en el Mar de Japón, conocido como el Mar del Este, informa la agencia de noticias Yonhap.

El palacio presidencial de Corea del Sur, la Casa Azul, ha convocado una reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional.

A fines del mes pasado, Corea del Norte disparó un misil Hwasong-12 sobre Japón, lo que Pyongyang dijo que era “el primer paso” de las operaciones militares en el Pacífico.

El Hwasong-12 atravesó la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, provocando alertas públicas antes de aterrizar en el mar.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado repetidamente a Corea del Norte por sus acciones.

Amenazas

Corea del Norte dispone de armamento nuclear desde hace varios años pero con capacidad de proyección limitada.

En los últimos tiempos parece haber avanzado en el desarrollo de bombas atómicas miniaturizadas que pueden ser encajadas en misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés).

Estos dos elementos han encendido las alarmas en Washington pues dotarían a Pyongyang de la capacidad para lanzar un ataque nuclear en territorio continental estadounidense, una posibilidad que Donald Trump rechazó tajantemente pocas semanas antes de entrar en la Casa Blanca en enero de este año.

Desde entonces, sin embargo, Corea del Norte parece haber acelerado sus planes realizando numerosas pruebas militares, lo que ha llevado a una escalada de tensión entre ambos países y ha causado preocupación a la comunidad internacional.

El mes pasado, Trump amenazó a Pyongyang con una respuesta de “fuego y furia” si el líder Kim Jong-un volvía a amenazar a Estados Unidos.

Pese a ello, el régimen norcoreano no ha dado muestras de sentirse intimidado.

Fuente