JCE

SANTO DOMINGO. La Junta Central Electoral (JCE) emitió anoche la proclama electoral correspondiente a las elecciones presidenciales, congresuales y municipales a celebrarse el tercer domingo de mayo para elegir las autoridades para el próximo cuatrienio.

El acto oficial contó con la presencia de la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, el expresidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Calderón; y el Nuncio Apostólico, monseñor Jude Thaddeus Okolo.

Al pronunciar el discurso que dejó oficialmente abierta la campaña electoral, el presidente de la JCE, Roberto Rosario Márquez, recordó la complejidad de las próximas elecciones y los niveles de confianza que tiene la población en el organismo.

Recordó que en el próximo torneo electoral participarán 26 partidos, un movimiento provincial y siete movimientos municipales que han cumplido con los requerimientos de ley, para estar habilitados y, de conformidad con el artículo 216 de la Constitución, presentar sus propuestas de candidaturas a los cargos de elección.

“Estas elecciones tienen la particularidad de volver al sistema que habíamos superado hace 22 años, desde el 16 de mayo de 1994; es decir, los partidos políticos disputarán todos los cargos que emanan de la voluntad soberana del pueblo, en los niveles presidencial, congresual, municipal y de presentación al Parlamento Centroamericano y del Caribe (Parlacen).

“Éstas serán, en consecuencia, las más complejas elecciones y de mayor peso cuantitativo en el Estado, que hayamos celebrado”, dijo Rosario.

En opinión de Rosario, el sistema democrático, con sus imperfecciones, es el mejor modo de gobierno, y en él, las elecciones se sitúan como la piedra angular del sistema; es a través de ellas que la ciudadanía otorga el mandato a las autoridades.

“Este hecho tan trascendente, coloca a los órganos rectores de los procesos electorales en el centro de los ciclos de renovación estatal en democracia, y del debate político, y su funcionamiento se convierte en motivo de preocupación o atención para los actores del sistema, más allá del interés de los contendientes; porque de la integridad de la elección depende, no sólo la legalidad, sino la más importante, la legitimidad, la seguridad jurídica y la estabilidad política social”, agregó.

Rosario consideró como acontecimientos inéditos en la vida institucional de la JCE, en los 90 años de existencia del organismo, que en los últimos tres meses, empresas nacionales y extranjeras midieron la percepción de la ciudadanía sobre la labor que lleva a cabo el órgano electoral, y la aprobación está por encima del 56 por ciento.

En el acto también estuvieron presentes la presidenta del Senado, Cristina Lizardo, el presidente del Tribunal Superior Electoral, Mariano Rodríguez, además de presidentes, delegados y representantes de los partidos acreditados ante la institución.

FUENTE