México-Jeb-Bush-Raccoon-Knows

Bush ha cultivado fuertes lazos con la élite política y empresarial en México

Washington.- El exgobernador de Florida y posible precandidato presidencial republicano, Jeb Bush, habla bien el español, está casado con una mexicana y tiene fuertes lazos con la comunidad latina, pero nada de eso le garantiza que tendrá el apoyo hispano en 2016.

En lo que ahora se ha convertido en una broma en las redes sociales, Bush afirmó el lunes que por “error” había marcado su presunta hispanidad en un formulario de inscripción de votantes de 2009 en el Condado Miami-Dade, según reportó inicialmente el diario “The New York Times”.Su hijo, Jeb Bush Jr., fue quien le avisó por Twitter de que se había equivocado de casilla sobre su raza y étnia.Pero, broma o no, el exgobernador de Florida, hijo del expresidente George H. W. Bush y hermano del expresidente George W. Bush, tiene fuertes conexiones latinas, aparte de que su esposa, Columba, nació en México, y sus tres hijos son producto de esa mezcla etnica.

Conexión latina Durante y después de su tiempo como gobernador en Florida hasta 2007, Bush ha cultivado fuertes lazos con la élite política y empresarial en México, incluyendo el magnate de las telecomunicaciones, Carlos Slim Helú.Bush estudio asuntos de América Latina en la Universidad de Texas en Austin, vivió con su esposa dos años en Venezuela y, posteriormente, se mudó a Florida donde inició su ascendente carrera política.En 1998, ganó la gobernación de Florida con el 61% del voto latino, frente al gobernador demócrata Buddy MacKay, que logró el 38%, en un estado donde además casi dos terceras partes de su población latina es de origen mexicano.

Si Bush consigue la candidatura presidencial del Partido Republicano frente a otros candidatos – incluyendo los senadores Ted Cruz y Marco Rubio-, no está claro que consiga el 40% del voto latino que, según observadores, necesitará para llegar a la Casa Blanca.En 2008, el senador John McCain obtuvo el 31% del voto latino y, cuatro años después, Mitt Romney logró apenas el 27%.En 2012, alrededor de once millones de latinos participaron en las urnas, o casi el 9% del total de votos, y se prevé que más hispanos votarán en las presidenciales de 2016.Solo que, debido a sus posturas anti-inmigrantes, la imagen del Partido Republicano ha sufrido entre los latinos, y Jeb Bush, o cualquiera de los demás candidatos republicanos, afrontarían una lucha cuesta arriba para conquistar el voto latino.

Según observadores, no bastará que el año pasado, Bush haya dicho que la inmigración ilegal era un “acto de amor”.“En el pasado, el exgobernador ha apoyado algún tipo de reforma migratoria, pero creemos que no ha definido muy bien sus posturas en torno a otros asuntos que afectan a los hispanos, como los derechos de los trabajadores, los derechos de la mujer, la protección del medio ambiente. Queremos saber si preservaría los alivios migratorios de DACA y DAPA”, dijo a este diario Gustavo Andrade, director de organización comunitaria de CASA de Maryland.Los ultraconservadores de su partido lo consideran muy moderado, y no le perdonan que apoye una reforma migratoria, que para ellos es sinónimo de una mala palabra.El mes pasado, una encuesta conjunta de NBC News/Wall Street Journal indicó que el 62% de los votantes republicanos en las primarias no apoyaría a un candidato que respalde la legalización de los indocumentados.Bush sí mantiene líneas conservadoras en torno a asuntos como el aborto, la economía, la educación y los matrimonios gay.

Frente a Clinton, las encuestas no le favorecen Según encuestas conjuntas de ABC News/The Washington Post indicó que Bush se encuentra a la zaga de la exsecretaria de Estado y posible candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, entre los votantes hispanos.Las últimas dos encuestas, a cargo de la empresa Langer Research Associates, señalan que Clinton aventaja a Bush entre los hispanos con 71-26, o un margen de tres a uno, el mismo que apoyó la reelección del presidente Barack Obama frente a Romney en 2012.Mientras, una encuesta nacional de Public Policy Polling señaló este martes que Clinton encabeza las encuestas frente a posibles candidatos republicanos, con una ventaja de entre tres y nueve puntos.En esa encuesta, Clinton aventaja a Bush 46-40, y a Ted Cruz, 49-43.

FUENTE